Microsoft, Facebook y Google 'cierran la puerta' a los espías ¿o no?

Sus directivos aseguran en la Cámara europea que no dejan espiar a los Gobiernos. "No hay puerta de atrás. Punto y final", ha asegurado el vicepresidente de Microsoft. 

Altos directivos de Microsoft, Facebook y Google han dejado claro en  la Eurocámara que no dejan espiar a los Gobiernos para acceder a datos personales de sus clientes a través de sus servidores por "la puerta de atrás" y han reclamado más transparencia a las Administraciones para publicar las peticiones de datos personales.

 

"No hay puerta de atrás. Punto final", ha asegurado la vicepresidenta de Microsoft responsable de Asuntos Legales y Corporativos para Europa, Oriente Próximo y África,  Dorothee Belz, durante su comparecencia ante la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos del Interior de la Eurocámara.

 

La comisión investiga el escándalo del espionaje masivo de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadounidense a ciudadanos europeos, sus Gobiernos e instituciones de la UE, incluido a través de compañías como Microsoft, Google y Facebook.

 

"Si hubiera una puerta de atrás, entonces entiendo que no podría decirlo porque es parte del secretismo, de las normas que tengo que respetar para no hablar, pero le digo que no hay puerta de atrás", ha recalcado la directiva de Microsoft.

 

Belz ha dejado claro que Microsoft no da acceso directo a los Gobiernos a sus servidores ni tampoco ofrece "ninguna de las vulnerabilidades tecnológicas para permitir a otros acceder a datos de clientes que utilizan nuestra tecnología", sino que son ellos los que transmiten estos datos personales en el marco de la lucha contra el terrorismo o el crimen organizado "si hay una petición concreta" y "la petición es legal".

 

"Si los gobiernos utilizan estas vulnerabilidades esto es algo de perspectiva política que no puedo responder", ha admitido la directiva, que ha apostado por "discutir a nivel intergubernamental si deben autorizarse a no" este tipo de puertas traseras y luego comprueban si tienen los datos solicitados y los entregan. "Esto es lo que estamos haciendo y es lo que estamos obligados a hacer por ley", ha explicado.

 

"De todo el mundo nos llegan estas solicitudes", ha asegurado la directiva, que ha admitido que el escándalo de espionaje constituye "un problema político" y "un problema de confianza, que también daña nuestros negocios".

 

El director de Google responsable de Política Pública y Relaciones con los Gobiernos, Nicklas Lundblad, también ha dejado claro que por parte Google "no hay acceso directo ni indirecto ni sin control". "Sólo hay requisitos legales de Gobiernos que son examinados y escrutados caso por caso", ha recalcado.

 

"No hay puertas traseras y lo podemos decir abiertamente", ha asegurado también Lundblad, que ha lamentado que los eurodiputados "contesten" que dicen la verdad si bien no tienen manera de probarlo.  "Os estamos diciendo la verdad", ha recalcado Lundblad.

 

El ejecutivo de Google ha recordado que las empresas son las primeras que están reclamando "transparencia" en la actuación de los servicios de Inteligencia de los Gobiernos y para que éstos publiquen las peticiones de datos que solicitan a las compañías y "que haya control parlamentario", además de que las solicitudes de datos privados sólo se puedan requerir "en base a una autorización judicial".

 

"No hemos participado en tales programas", ha asegurado el directivo de Google, preguntado por si están al tanto de programas de espionaje utilizados por la NSA como el Prisma o el Tempora por parte de Reino Unido. Lundblad ha dejado claro que es una pregunta que deben remitir a "las agencias de seguridad en todo el mundo".

 

Por su parte, el director de Política Pública para Europa, Oriente Próximo y África de Facebook, Richard Allan, ha lamentado la aparición de un artículo en Estados Unidos sobre el acceso "masivo" a metadatos de Verizon y que "todo se haya mezclado" y ha subrayado también que ellos no autorizan acceso "directo y sin control" a los datos de sus clientes. En todo caso, ha lamentado la escasa información que publican los Gobiernos "sobre sus propias peticiones".

 

"No sienten que ellos necesitan publicar la información y realmente para que cualquier ciudadano tenga una imagen completa y sepa quien está diciendo la verdad necesitan que nosotros digamos lo que estamos recibiendo y saber cuántas peticiones han hecho en nuestro nombre" los Gobiernos, ha subrayado Allen, que ha dejado claro que en el caso de Facebook sólo el 1 por ciento de los usuarios de cuentas fueron objeto de "cualquier tipo de requerimientos de Gobiernos" el año pasado, un porcentaje "diminuto" en comparación con los más de 1.200 millones de usuarios activos en todo el mundo.

 

Microsoft ha recibido entre 6.000 y 7.000 órdenes y citaciones de las autoridades estadounidenses a nivel local, estatal y federal en el ámbito civil y penal para recabar datos en los últimos seis meses que afectan a hasta 32.000 cuentas privadas, según ha explicado Belz, que ha asegurado que en el primer semestre de 2013 han rechazado 911 solicitudes por falta de base jurídica. "En casi el 20% de las solicitudes no permitieron encontrar datos y no entregamos nada", ha asegurado.