Míchel examina la candidatura rojiblanca en Europa

Los jugadores del Atlético quieren repetir una actuación similar o incluso mejor a la del año pasado

Reforzado por su triunfo en el derbi, el conjunto rojiblanco persigue sacar algo positivo ante un Olympiacos peligroso. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

OLYMPIACOS: Roberto; Salino, Masuaku, Botía, Abidal, Milivojevic, Kasami, 'Chori' Domínguez, Durmaz, Afellay y Mitroglou.

 

ATLÉTICO DE MADRID: Moyà; Juanfran, Godín, Miranda, Ansaldi; Koke, Gabi, Tiago, Griezmann; Arda y Mandzukic.

 

ÁRBITRO: Pedro Proença (POR).

 

ESTADIO: Georgios Karaiskakis.

 

HORA: 20.45/Canal+ Liga Campeones.

El Atlético de Madrid iniciará este martes (20.45 horas) su andadura en la Liga de Campeones, en la que el año pasado fue una de las revelaciones y rozó con los dedos el título, con una engañosa salida a Atenas donde le espera el Olympiacos griego del español José Miguel González, 'Míchel', que aspira a frenar la euforia del conjunto rojiblanco tras el derbi.

 

El conjunto de Diego Pablo Simeone ya está preparado para afrontar el reto de la 'Champions', un trofeo que tuvo al alcance de su mano si no fuera por el postrero gol de Sergio Ramos en la histórica final de Lisboa, pero que demostró a los 'colchoneros', que vivían por segunda vez en su historia una decepción similar, que su filosofía y estilo se puede codear también con los mejores del Viejo Continente.

 

El subcampeón de Europa ha perdido piezas claves de su magnífica última campaña como Diego Costa, Thibaut Courtois y Filipe Luis, pero ha demostrado que el grupo está por encima de las individuales y en su arranque, pese a dejar algunas dudas, su competitividad ha crecido siempre cuando ha sido necesario.

 

Así, a su triunfo en la Supercopa de España ante el Real Madrid, el campeón de la Liga BBVA ha unido la victoria en el derbi del pasado sábado donde, como sucediera en la pelea por el primer título nacional, volvió a maniatar al conjunto blanco, toda una declaración de intenciones para sus adversarios europeos.

 

El Atlético no ha perdido un ápice de su rocosidad y mantiene el orden defensivo y la disciplina, desde la que el 'Cholo' siempre ha creído que se construyen los triunfos. Esto, y su buen hacer a balón parado, le mantiene dentro de los partidos, aunque en el debe de este comienzo de temporada está acuciando la falta de gol, con Mandzukic y Griezmann todavía en fase de acoplamiento, un factor que en Europa puede castigar más.

 

El equipo madrileño tendrá su primer examen serio ya desde el principio. El estadio Georgios Karaiskakis y otro aguerrido y combativo rival como el Olympiacos, muy 'curtido' en esta competición, serán las piedras iniciales con las que se toparán los rojiblancos, que buscan sumar tres puntos a domicilio muy valiosos para el futuro.

 

Respecto al derbi, Simeone podría introducir algunos cambios en su once, después de que el panorama en el Santiago Bernabéu en los segundos 45 minutos fuese diferente al del primer acto, donde fue dominado por los de Carlo Ancelotti. Las entradas de Arda Turan, inédito hasta el sábado, y Antoine Griezmann, por Gabi y un desacertado Raúl Jiménez, fueron claves para que el Atlético volviese a minar la moral de su vecino.

 

Por ello, parece bastante probable que ambos sean de la partida en el once inicial del 'Cholo' ante los de El Pireo, lo que podría dejar fuera a Raúl García, aunque el navarro es un futbolista del agrado del técnico argentino y podría seguir por delante de Griezmann, aún sin estar a su mejor nivel. En defensa, podría entrar Cristian Ansaldi en el lateral izquierdo por Siqueira, mientras que Miguel Ángel Moyá continuará defendiendo la portería después de mostrar una solidez que está haciendo olvidar paulatinamente a Courtois.

 

MÍCHEL, CON LA DUDA DE MANIATIS

 

El Olympiacos, por su parte, jugará sus bazas para frenar al Atlético, cuyo estilo de juego se le puede atragantar a los de Míchel, que apuestan más por la posesión y el balón y que no renunciarán a su filosofía como han demostrado bajo el mando del técnico madrileño, que ha logrado que los suyos compitan de tú a tú con equipos como el Manchester United, el PSG o el Benfica, como hizo el año pasado.

 

El exfutbolista del Real Madrid sabe que será en el centro del campo donde tendrá que 'batallar' con su rival para salir de la asfixiante presión a la que suele someter los 'colchoneros' a sus oponentes. En este sentido, tiene la duda de Ioannis Maniatis, un futbolista de trabajo y contención cuya ausencia sería importante en un choque marcado también por el ambiente 'infernal' que se espera.

 

El partido también será especial para Roberto Jiménez, portero del conjunto griego y una de sus piezas claves. El madrileño, que está rindiendo a gran nivel, jugó cedido el año pasado por el club rojiblanco en el campeón heleno, que finalmente se hizo con su fichaje esta 2018.