Mexico 1- España 1. El campeón del mundo da la talla y evita la derrota en la prórroga

EN EL DESCUENTO. Un gol de Silva, en el 91, permitió a La Roja empatar en el estadio Azteca ante una México que se había adelantado por medio de Chicharito
EFE

España estrenaba su condición de campeón mundial en el mítico estadio azteca ante la selección mexicana, aunque no en las mejores condiciones, con los jugadores inmersos en plena pretemporada o incluso recién llegados de vacaciones. Por eso el encuentro estuvo presidido por la falta de velocidad con el balón y sólo con el cansancio por el paso de los minutos se fueron creando las ocasiones.

La selección azteca se adelantó pronto merced a un tanto de Chicharito Rodríguez. El delantero del Manchester United aprovechó un fallo de la zaga española a los diez minutos para plantarse ante Íker Casillas y batirle con un disparo rasoy acabar con una racha sin encajar un gol que se remontaba al encuentro de Chile durante el Mundial (445 minutos). El dominio era para los locales, aunque sin demasiado agobio para España que a la media hora tuvo su mejor oportunidad merced a un disparo de Cazorla que se marchó al larguero. También los mexicanos tuvieron ocasiones para aumentar su ventaja, aunque Puyol lo evitó en una buena acción ante Chicharito antes del descanso.

Como estaba previsto, ambos técnicos introdujeron muchos cambios en la reanudación para dar un respiro a los que habían participado y permitir que el duelo mantuviera un nivel mínimo. Del Bosque cambió a cinco jugadores –cuatro de campo y el portero–, mientras en la tri tan sólo Hernández abandonó el campo.

España buscó el empate en la segunda mitad, aunque sin demasiado convencimiento o intensidad, mientras que los mexicanos dispusieron a los 66 minutos de una clara oportunidad por mediación de Esqueda, cuyo disparo se marchó alto.

En la selección Pedro protagonizaba las mejores acciones e incluso probó varios disparos desde fuera del área. El primero se le marchó alto mientras que el portero paró el segundo. El jugador del Barcelona capitalizó las mejores ocasiones en ese último tramo del partido, cuando estaba totalmente roto y los españoles pisaban el área con mayor peligro. Y así, en el descuento, llegó el tanto de la Roja. David Silva aprovechó un excelente pase interior para controlar en el área y batir a Corona, que incluso pudo encajar un segundo tanto instantes después.