Messi vuelve a decidir en una victoria con mucha tensiĂłn

El choque estuvo igualado pero el Barcelona aprovechĂł los continuos errores defensivos del Madrid

Messi volviĂł a ser decisivo en un Barcelona-Madrid, esta vez en la Supercopa de EspaĂąa, gracias a los dos goles anotados en el encuentro de vuelta (tres en total), acompaĂąado por un gran Iniesta que hicieron estĂŠriles los dos tantos de Ronaldo y Benzema, este Ăşltimo en la recta final del choque.

AdemĂĄs, la tensiĂłn y las viejas rencillas volvieron a salir a la luz en este primer doble enfrentamiento y quedaron reflejadas en el tramo final del partido cuando una dura entrada de Marcelo a Cesc al pie de los banquillos provocĂł su en elxpulsiĂłn y una monumental tangana que terminĂł con Villa y Ozil tambiĂŠn expulsados por su enfrentamiento, en un espectĂĄculo muy poco digno de un encuentro de este nivel en el que se vieron implicados casi todos los jugadores y miembros del cuerpo tĂŠcnico de ambos conjuntos.

No obstante, el partido comenzĂł de color blanco con un dominio del juego y del balĂłn (aviso de Ronaldo incluido), pero poco a poco el conjunto de Guardiola se fue haciendo con el control del choque hasta que una llegada de Iniesta tras un gran pase de Messi tras varios regates dejĂł al manchego solo ante Casillas, al que batiĂł picando el balĂłn. El Madrid reaccionĂł y tras el saque de un corner, Benzema metiĂł un centro al ĂĄrea que rematĂł Ronaldo en posiciĂłn dudosa.

El partido fue de una ida y venida constante y en el minuto 44 del primer acto, un taconazo de PiquĂŠ para Messi dentro del ĂĄrea, deja al argentino delante de Casillas al que bate de tiro picado. Y cuando todo parecĂ­a decidido, benzema aprovechĂł un nuevo barullo en el ĂĄrea culĂŠ para de tiro cruzado batir a ValdĂŠs en el minuto 80 de encuentro. Dos mĂĄs tarde, en el 82, Cesc FĂĄbregas volvĂ­a a su casa, Barcelona y jugaba su primer partido como blaugrana consiguiendo su primer tĂ­tulo.

Y de nuevo... Messi
Y por Ăşltimo, el pĂşblico esperaba la prĂłrroga cuando apareciĂł de nuevo Messi; un centro de Adriano desde la derecha deja a la defensa del Madrid con cara de pĂłquer para que Messi de volea pusiera el definitivo 3-2 en el marcador dejando la Supercopa en Barcelona. LĂĄstima los incidentes del final, pero los ClĂĄsicos aĂşn tienen cuentas pendientes.