Messi rescata al líder y vuelve a alejar al Madrid a cinco puntos tras un partido de alto voltaje

IGUALDAD. Villa adelantó a los azulgrana e Iraola empató de penalti. ROTACIÓN. Guardiola tuvo variar su planteamiento inicial y llegó el gol
EFE
Un gol de Messi a un cuarto de hora para el final dio la victoria al Barcelona sobre el Athletic Club y restableció en cinco puntos la ventaja del conjunto azulgrana sobre el Real Madrid, que el sábado se había acostado a solo dos del líder. En otro partido de alto voltaje, como siempre ocurre cuando los azulgranas se miden al conjunto bilbaíno, el Barça tuvo que emplearse a fondo para llevarse los tres puntos y reencontrarse con la victoria tras sus dos últimos tropiezos ante el Sporting y el Arsenal.

Era la cuarta vez que Barcelona y Athletic se veían las caras esta temporada, pero Guardiola aún tenía reservada a Caparrós una sorpresa táctica. El técnico del conjunto azulgrana sacó a Villa de la banda izquierda para colocarlo de delantero centro, desplazó a Pedro al costado zurdo, puso a Messi de enganche por detrás de ambos y adelantó a Alves hasta convertirlo en extremo por banda derecha. Eso obligó al Barça a defender muchas veces solo con tres atrás y a apretar muy arriba desde el inicio.

El invento pilló al Athletic a contrapie. Y el conjunto azulgrana alejó todos sus fantasmas a los cuatro minutos, cuando Xavi leyó una ruptura por banda de Alves, que cedió atrás de primeras para que Villa rematara a placer para lograr el 1-0.

Caparrós dispuso un once con Llorente como única referencia en punta, pero un par de apariciones bastaron para en apuros a Pinto.

El guión del partido cambió al inicio de la reanudación, cuando Busquets quiso solventar un error en el pase de Abidal y cometió un absurdo penalti sobre Llorente. Iraola engañó a Pinto, cuando todavía quedaba toda la segunda mitad por jugarse.

La jugada polémica del encuentro llegaría poco después, cuando Ramírez Domínguez se comió un claro penalti de Javi Martínez sobre Messi. Guardiola sentó entonces a Mascherano, dio entrada a Maxwell y recuperó el dibujo original. Los azulgranas, liderados por un Iniesta espectacular, se fueron directamente a por el partido y Messi se encargó de encontrar el gol.