Mercedes inicia la comercialización de su nuevo coupé de la clase S durante abril

El nuevo Mercedes S63 AMG Coupé

El S 63 AMG Coupé empezará a venderse primero en su versión 4Matic de tracción integral. Monta un V8 de 5,5 litros con 585 CV.

La marca alemana de automóviles Mercedes-Benz iniciará durante el próximo mes de abril la comercialización en el mercado español de su modelo S 63 AMG Coupé, en su versión 4Matic, según informó la empresa, que comercializará en julio la variante con tracción trasera. Mercedes-Benz, que indicó que el lanzamiento de los dos modelos tendrá lugar en septiembre, apuntó que el S 63 AMG Coupé ha sido desarrollado bajo la estrategia de reducción de pesos AMG Lightweight Performance de la compañía, con lo que se ha rebajado en 65 kilogramos el peso en comparación con su predecesor.

 

El menor peso del nuevo modelo de la firma de la estrella se ha logrado gracias a la utilización de materiales ligeros como el aluminio de la chapa exterior, así como de llantas de aleación forjadas, una batería de ión de litio y un equipo de frenos de alto rendimiento y peso reducido.

 

Este vehículo incorpora una motorización de gasolina AMG V8 de 5.5 litros que desarrolla una potencia máxima de 585 caballos. Con este propulsor, el coche puede alcanzar en una velocidad máxima de 250 kilómetros por hora. La versión 4Matic es capaz de acelerar de cero a cien kilómetros por hora en 3,9 segundos y su consumo de combustible es de 10,3 litros por cada cien kilómetros recorridos, mientras que la opción con tracción trasera acelera de cero a cien en 4,3 segundos y tiene un consumo de 10,1 litros.

 

El nuevo modelo de Mercedes-Benz incorpora diferentes innovaciones, entre las que se encuentra el tren de rodaje deportivo, denominado Magic Body Control, en combinación con la tracción trasera, y Airmatic, con la 4Motion. Otra novedad de este vehículo es la función de inclinación activa en curvas, que hace que el automóvil se incline lateralmente cuando se afronta un giro, de forma similar a una motocicleta o un esquiador, lo que ayuda a disminuir la aceleración transversal que experimentan los ocupantes.