Mercedes domina los libres en una jornada donde brilla Carlos Sainz

Mercedes

El piloto alemán Nico Rosberg lideró el esperado dominio de la escudería Mercedes en los primeros entrenamientos libres de este viernes del GP de Australia, marcando diferencias ya sobre sus rivales en una jornada donde destacó la actuación del español Carlos Sainz.

Después de la apabullante dictadura que las 'flechas plateadas' ejercieron en 2014 y lo que habían ofrecido en la pretemporada invernal, el equipo alemán repitió el guión y demostró que las diferencias se mantienen con el resto, poniendo a Nico Rosberg y Lewis Hamilton encabezando la tabla de tiempos y separados por un escaso margen.

Sus rivales tampoco se salieron de lo que los tests habían mostrado. Ferrari evidenció ese "paso" qué había anunciado Sebastian Vettel en la previa y parece que ahora sí está en disposición de pelear con Red Bull y Williams, una pugna en la que no estará de momento, salvo milagro, McLaren, una vez más con problemas y que tendrá incluso serios problemas para estar en la última calificación.

Y entre todos estuvo Carlos Sainz. Sin Fernando Alonso en la pista por su accidente en Montmeló y sin que Roberto Merhi pudiera todavía rodar con Manor, el madrileño demostró que su fichaje por Toro Rosso no es fruto de la casualidad y se codeó con la zona media.

Con todo, la primera jornada del Mundial de Fórmula 1 dejó una vez más el mando de Mercedes, que lideró la tabla de tiempos en ambas tandas y que recalcó una vez más sobre el asfalto que, a una vuelta, parecen inalcanzables.

Por la mañana, Rosberg y Hamilton fueron los únicos en bajar del 1:30 y estuvieron separados apenas 30 milésimas y en la de después del mediodía tampoco dieron opciones, bajando solo ellos dos de la barrera del 1:28. El alemán cerró el viernes con el mejor crono, 1:27:697, una décima más rápido que su compañero y actual campeón del mundo, lo que augura un ardua batalla entre ambos por hacer la 'pole'.

Detrás se situaron los dos Ferrari. El 'Cavallino Rampante' confirmó que ha mejorado su 'bólido rojo' y por momentos tuvo a Sebastian Vettel y Kimi Raikkonen en cabeza de la tabla de tiempos, eso sí rodando con blandos mientras que las 'flechas plateadas' lo hacían con medios.

Una vez que Rosberg y Hamilton cambiaron gomas, el panorama fue distinto, pero el tetracampeón del mundo finalizó con el tercer mejor tiempo, pero a más de 700 milésimas de su compatriota, y el finlandés fue cuarto ya a más de un segundo.

La buena noticia para la 'Scuderia' es que parecen en disposición de pelear con los Red Bull, donde Daniel Ricciardo no pudo rodar en la segunda sesión por un problema de motor y Daniel Kvyat fue sexto, y los Williams, donde una avería dejó también sin salir a pista a Felipe Massa y el finlandés Valteri Bottas finalizó por detrás de Raikkonen, a casi medio segundo.

GRAN ESTRENO DE SAINZ

Pero uno de los grandes protagonistas del viernes fue el español Carlos Sainz. El hijo del bicampeón del mundo de rallys no acusó los nervios, salvo una salida de pista en el tramo final de la tanda de por la tarde sin consecuencias físicas ni mecánicas, y se fue a descansar con el séptimo mejor tiempo.

El madrileño dio 73 vueltas a Albert Park, el que más, y logró un crono de 1:30.71, a tan sólo 55 milésimas de Kvyat, y finalizando el día en ambas tandas, ya dio muestras de su calidad con el cuarto mejor registro de la primera tanda. Además, a nivel anímico, su compañero de equipo, el joven Max Verstappen no pudo superarle, aunque en la segunda sesión, el holandés no pudo rodar seis vueltas.

En el lado contrario están los McLaren, que vivieron un día muy problemático, lastrados por su falta de potencia. El inglés Jenson Button acabó con el decimotercer mejor tiempo a más de tres segundos y medio de Rosberg, mientras que el danés Kevin Magnussen, sustituto de Alonso, fue decimosexto y tuvo un accidente dañando la suspensión delantera.

El español Roberto Merhi no salió rodar en ninguna de las dos tandas ya que Manor tuvo problemas informáticos, mientras que Sauber hizo caso omiso al dictamente del juez sobre Guido van der Garde y, aunque no salió a la pista en la primera sesión, sí lo hizo en la segunda con sus 'teóricos' dos pilotos titulares, el brasileño Felipe Nasr y el sueco Marcus Ericsson.