Mercasalamanca se convierte en uno de los puntos calientes de la huelga general

La Policía no tuvo que cargar contra los piquetes pero sí tuvo que aguantar continuos insultos y provocaciones. Consulte la GALERÍA DE IMÁGENES

Mercasalamanca se ha convertido en el punto caliente de la huelga general en Salamanca, como se preveía de antemano aunque no ha habido que lamentar ni heridos ni incidentes aunque sí se vivieron momentos de tensión.

Alrededor de las cuatro de la mañana comenzaron a llegar los primeros piquetes de la CNT con las consignas y los gritos en contra de la reforma laboral y del sistema capitalista así como continuos insultos a las fuerzas de seguridad presentes en las instalaciones de Mercasalamanca.

Más tarde, se unieron a ellos los piquetes de Comisiones Obreras y UGT para seguir con una protesta que vivió momentos de tensión con la entrada de un coche de la Policía secreta a las instalaciones que generó una mínima intervención de las fuerzas de seguridad que no tuvieron que emplear la fuerza para subsanarlo pero la tensión se cortaba con un cuchillo.

Además, los piquetes cortaron la rotonda de accesos a Mercasalamanca y lanzaron al suelo pinchos, tachuelas y alambres de espino con el objeto de pinchar las ruedas a los vehículos que pasasen por la zona. No obstante, en torno a las cinco y media de la madrugada, varios trabajadores entraron en las instalaciones por el acceso anterior del centro de transportes, burlando a los piquetes, hecho que provocó la indignación de los manifestantes al grito de "esquirol".

Las fuerzas de seguridad también aprovecharon la ocasión para multar a los vehículos que estaban mal aparcados, hecho que provocó su retirada inminente, llenado la situación de más tensión que elevó los insultos de los piquetes hacia la Policía Nacional, presente con más de cuatro dotaciones y casi una veintena de policías.

Ya por último, en torno a las 06.30 horas, los manifestantes partieron hacia el lugar de salida de los autobuses urbanos para seguir con sus reivindicaciones.

El Mercasalamanca, a cero
Por otro lado, la incidencia de la huelga en Mercasalamanca sí ha tenido su efecto porque no se ha realizado ninguna operación. Los compradores que habitualmente acuden a estas instalaciones no lo han podico hacer y pese a que si entraron trabajadores, sus funciones se vieron muy limitadas ante la falta de movimiento.