Mejores y ni un pero que poner

Perfumerías Avenida dice adiós a la Euroliga tras caer ante un Kosice que fue mejor, 64-74.  Más sólido en los dos enfrentamientos aunque a Avenida hay que reconocerle su coraje para intentarlo hasta el último segundo para así despedirse con dignidad de esta competición en la que llegó más allá de lo que muchos llegaron a pensar. 

Algo sí cambio respecto al primer partido. Perfumerías Avenida comenzó más metido en el partido, al menos en ataque, donde se observó una mayor ansia por ir al rebote cuando se erraban los tiros y, así, con segundas opciones llegaban los primeros puntos. El problema venía atrás porque hasta que se consiguió ajustar la defensa sobre Pierson, la norteamericana de Kosice recordó a la del tercer cuarto del primer duelo y sumó hasta seis puntos consecutivos con los que su equipo se puso al mando.

 

Las visitantes se traían bien aprendida la lección y esperaban a un rival más agresivo en la defensa por lo que apostaron por intentar transiciones rapidísimas con Bojovic y Quigley las que contrarrestaban cada acción positiva de Perfumerías Avenida. Era como si con cada canasta en apenas ocho segundos fueran dando pasos para minar la moral de las locales. Las de Lapeña tuvieron paciencia para, aunque fuera por detrás, aguantar el primer cuarto, 17-22.

 

Pero esa calma se empezó a perder en el inicio del segundo cuarto. Bastaron dos pérdidas de balón y dos tiros de tres que no quisieron entrar para que la escuadra visitante encontrara su momento de partido y en apenas dos minutos disparó su ventaja hasta los 15 puntos, 18-33. Lapeña agotó sus tiempos muertos porque el partido se le marchaba al equipo salmantino y en principio le dio resultado. En apenas un minuto, con canastas de Marta Fernández, Currie y triple de Sulciute, un parcial de 7-0 para volver a rondar los diez abajo con mucho tiempo por delante.

 

Quizás ese era el momento que menos le convenía a Avenida para que sucediera lo que pasó. Los árbitros comenzaron a sancionar con falta cada contacto y eso le vino bien a Kosice que desde el tiro libre encontró la serenidad para volver a recuperar su mejor versión liderado por una Quigley que hizo y deshizo a su antojo con varias acciones espectaculares pivotando sobre su par. Avenida consiguió mantenerse entorno a esos diez puntos casi hasta el final del parcial pero un par de acciones muy protestadas por la grada, sobre todo tras dar un balón a Kosice que parecía claro para Avenida , acabaron por llevar el marcador a un preocupante, 35-51 al final del primer tiempo.

 

Se reanudó el partido con una buena defensa pero los primeros lanzamientos exteriores siguieron sin entrar mientras que enfrente jugadoras como Quigley o Pierson, con la tranquilidad que un marcador así les daba, no erraban en sus suspensiones. Fueron minutos en los que la defensa de Avenida mejoró y consiguió llevar al límite de la posesión a Kosice en varias ocasiones pero el hueco era demasiado grande y el cien por cien de acierto en ataque un imposible y más si llegaban aciertos precipitados desde más allá de 6,75 casi en las postrimerías del parcial. Lanzamientos que no entran, transiciones rápidas de Kosice y la ventaja otra vez demasiado amplia, por encima de los quince puntos, como para pensar en milagros.

 

Pero si algo no se le puede echar en cara a este Avenida es que tiene carácter para al menos intentarlo. A seis del final logró poner los nervios a flor de piel al banquillo eslovaco con un arreón que le llevó a situarse a diez abajo con posesión que acabó en falta de ataque de Curriel. Empujaba la grada, lo intentaba el equipo pero era una ola demasiado grande como para remontarla y más con la quinta falta de Currie y Xargay a cinco del final. Ahí se acabó cualquier opción, aunque no la de caer con dignidad y decir adiós a la Euroliga mucho más allá de los que muchos pensaron llegar a ver.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

64 PERFUMERÍAS AVENIDA (17+18+10+19): Marta Fernández (19), Marta Xargay (4), Monique Currie (10), Marija Rezan (3), Le’Coe Willingham (12) –cinco inicial-, Laura Antoja (1), María Pina (0), Egle Sulciute (12), Luci Pascua (3)

 

74 GOOD ANGELS KOSICE (22+29+12+11): Petra Kulichová (4), Lucia Kupcikova (4), Miljana Bojovic (6), Alexandra Quigley (23), Pienette Pierson (17) –cinco inicial-, Sverrisdóttir (0), Balintová (0), Hruscaková (3), Krivacevic (6), Lacy (8).

 

ÁRBITROS: Lanzarini, Benczur, Liszka. Eliminaron por cinco faltas personales a Marta Xargay y Monique Currie.

 

INCIDENCIAS: Segundo partido de 1/16 de final de la Euroliga disputado en Würzburg.