Medio centenar de trabajadores de las Brif se encierra en Valladolid para demandar a Tragsa mejoras laborales

Esta Asociación agrupa al 80 por ciento de los operarios de estas brigadas en españa. Se han encerrado en Valladolid 48 trabajadores pertenecientes a seis cuadrillas de las bases de Tabuyo del Monte, Lubia y Puerto El Pico.

Alrededor de medio centenar de trabajadores de las brigadas de refuerzo contra incendios forestales (Brif) asentadas en las tres bases de Castilla y León se ha encerrado este miércoles en la Unidad Territorial de Valladolid para demandar a la empresa pública Tragsa mejoras en sus condiciones laborales.

  

Según ha explicado a Europa Press un portavoz de la Asociación de Trabajadores de las Brif (ATBrif), que agrupa al 80 por ciento de todos los operarios de estas brigadas en España, son 48 los trabajadores encerrados en Valladolid, pertenecientes a seis cuadrillas de las bases de Tabuyo del Monte (León), Lubia (Soria) y Puerto El Pico (Ávila).

  

Esta protesta sigue a la celebrada el pasado 28 de agosto, cuando se celebró otro encierro, en este caso en las propias bases castellanoleonesas. La de este miércoles se enmarca en una iniciativa nacional que contempla encierros en las unidades territoriales, como en el caso de Castilla y León; en las bases, o en las delegaciones autonómicas de Tragsa.

  

Con este encierro, los trabajadores pretenden que se atiendan algunas de sus reivindicaciones, "rechazadas a lo largo del tiempo", de cara a la negociación del nuevo convenio colectivo, como ha apuntado el citado portavoz, quien ha preferido que no se hiciera pública su identidad.

  

Entre los denominados "puntos inviolables" que reclaman, se encuentran la demanda de una mayor retribución en concepto de "peligrosidad", ya que, como ha apuntado, su trabajo implica estar "en primera línea de fuego", a pesar de lo cual su sueldo roza "los 900 euros al mes".

  

Asimismo, piden que se los incluya en la categoría de Bombero Forestal y no en la de Peón Forestal, en la que figuran actualmente. Por otro lado, solicitan un adelanto de la edad de jubilación y la habilitación de una segunda actividad para aquellos que "puedan seguir trabajando pero no en primera línea de fuego", como podrían ser el puesto de conductor o el de labores de prevención.

 

PRÓXIMOS PASOS

  

El próximo 16 de septiembre los representantes de los trabajadores se reunirán con la empresa, a lo que seguirá el día 18 la apertura de la mesa de negociación del convenio. Finalmente, para el 30 de septiembre hay prevista una reunión monográfica acerca de las Brif.

  

En cualquier caso, los representantes de los trabajadores de este colectivo han anunciado próximas movilizaciones hasta obtener "un resultado palpable". En Castilla y León trabajan actualmente 139 personas en las distintas Brif, repartidas entre las bases de Tabuyo (56), Lubia (51) y Puerto El Pico (32).