Medio centenar de 'ambulancieros' se concentran en Valladolid para reclamar una mejora salarial

Los 'ambulancieros' se concentraron frente a la Consejería de Sanidad. DANI RODRÍGUEZ

Denuncian que las condiciones económicas de los concursos fijadas por la Junta "condicionan" la negociación del convenio colectivo.

Más de medio centenar de trabajadores del sector de transporte sanitario se ha concentrado este viernes ante la Consejería de Sanidad, en Valladolid, con el propósito de exigir a dicho departamento una revisión al alza de la dotación económica de las concesiones fijadas a las empresas adjudicatarias con el fin de equiparar a la media nacional los salarios que perciben cerca de 1.800 empleados en Castilla y León.

 

La movilización estaba convocada por UGT y CCOO y se ha desarrollado frente a las puertas de la Consejería de Sanidad, en el Paseo de Zorrilla, presidida por una gran pancarta con el lema 'Además de derechos, hechos', en referencia, según entienden, a la falta de sensibilidad del consejero del ramo, Antonio María Sáez Aguado, por hacer oídos sordos a sus reivindicaciones y ni siquiera recibir a sus representantes sindicales.

 

Los concentrados, tal y como ha explicado José Alberto Sáez Navia, de CC.OO, critican que las retribuciones de los salarios que se abonan en el sector del transporte sanitario de Castilla y León, prestado fundamentalmente por Ambuibérica, han experimentado durante los años de crisis "un serio deterioro", máxime cuando el convenio 2007-2010 no sólo se incumplió el último año sino que desde entonces los trabajadores han venido soportando más recortes con motivo, a su vez, de las condiciones económicas a la baja fijadas por la Junta en los conciertos de los concursos para la adjudicación del servicio.

 

Dada esta situación, y en pleno proceso de negociación de un nuevo convenio, Sánchez Navia, en declaraciones recogidas por Europa Press,  justifica la petición cursada a Sáez Aguado para que les reciba con el fin de analizar la forma de dignificar las condiciones económicas y laborales del sector en Castilla y León, colocándolas en la banda media de las existentes en otras comunidades.

 

"Casi el cien por cien de los ingresos de las empresas del sector procede de la Junta. Eso supone que el dinero que pone condiciona de manera absoluta la negociación colectiva", ha explicado Sáez Navia, quien no comparte el argumento de la Consejería de Sanidad de que se trata únicamente de un problema entre empresa y trabajadores, pues la Administración regional "es la titular del servicio y tiene toda la responsabilidad".

 

Y es que consideran que en el momento actual, cuando tanto el Gobierno nacional como el autonómico dan por finalizada la crisis y las administraciones comienzan a restituir a los trabajadores el dinero y los derechos "injustamente sustraídos", los empleados del transporte sanitario quieren "igualdad de trato".

 

Por ello, reclaman que la Consejería de Sanidad "ha de reconsiderar al alza la dotación económica de las concesiones del transporte sanitario, sin olvidar el esfuerzo exigible a los empresarios", para que sea posible "retomar el objetivo" de dignificar sus condiciones y "recuperar paulatinamente las condiciones económicas perdidas".

 

ACUERDO EN EL SERLA

 

Además, representantes de los sindicatos y de la Asociación Regional de Empresarios de Ambulancias de Castilla y León (Aleca), que preside Carlos Magdaleno, presidente a su vez de Ambuibérica, llegaron a un acuerdo de mediación en el seno del Servicio de Relaciones Laborales (Serla) en enero de 2015, planteada por los sindicatos por la inaplicación del acuerdo para la reposición en el año 2014 del 5 por ciento del salario sobre las tablas de 2012, que fue reducido por acuerdo temporal y vigencia durante 2013.

 

Ante el Serla, se pone de manifiesto que la situación económica de la Comunidad, aunque muestra signos de recuperación, no se ha plasmado en incrementos en las dotaciones económicas de los conciertos de transporte sanitario con la Administración, que representa la práctica totalidad de los ingresos de las empresas de transporte sanitario y, de la misma, se señala que las plantillas en algunos casos no llegan al número ideal para cumplir las jornadas de trabajo que figuran en el III Convenio Colectivo.

 

También se señala, según la publicación del acuerdo en el Boletín Oficial de Castilla y León de 19 de enero de 2015, que el último acuerdo al que llegaron ambas partes vinculaba las revisiones salariales para 2014 previo análisis de la evolución de la situación del sector a la aplicación de los presupuestos de los concursos con Sacyl.

 

De esta forma, los sindicatos y la patronal acordaron dar por cumplido el III convenio respecto a la revisión salarial para el año 2014 pero se acordó la constitución de una comisión paritaria para hacer un seguimiento y control de las plantillas y las jornadas.

 

También se constituyó la comisión de negociación del IV Convenio Colectivo con el compromiso de ambas partes para, mediante las actuaciones propias de cada una de ellas, lograr una mejora en los presupuestos que posibilite tanto el mantenimiento del nivel de empleo conseguido con la aplicación de plantillas, como un acercamiento notable de las subidas previstas y no aplicadas en el II Convenio correspondiente a los emolumentos de los trabajadores del sector en la línea de comenzar a recuperar paulatinamente el nivel salarial perdido en estos años de crisis.