Medina de Pomar vive el viernes la segunda edición de 'Una noche en blanco'

La localidad burgalesa de Medina de Pomar se encuentra ya preparada para vivir a partir del próximo viernes, día 2 de agosto, la II edición del proyecto cultural 'Una Noche en Blanco', cargado de actividades novedosas, todas ellas gratuitas, con el claro objetivo de hacer accesible la cultura a todo tipo de público.



MEDINA DE POMAR (BURGOS), 29 (EUROPA PRESS)



La programación ya está en imprenta y en los próximos días comenzará la distribución de los folletos que guiarán a propios y extraños por las más de 90 actividades que la Concejalía de Cultura, Patrimonio y Turismo ha coordinado, aunando el esfuerzo que nuevamente realizarán todos los sectores de la ciudad: veinticuatro asociaciones y grupos musicales, veinte establecimientos de hostelería, la Universidad de Burgos, CEDER Merindades, el Monasterio de Santa Clara y la Parroquia, entre otros.

Así, entre las 20.00 y 02.00 horas volverán a abrir sus puertas, de forma gratuita y con visita guiada, El Alcázar de Los Condestables, la Ermita de San Millán, el Monasterio de Santa Clara, el Salón de Plenos, la Parroquia de Santa Cruz y el Santuario de Nuestra Señora del Rosario.

Como novedad, abrirán sus puertas también la plaza de toros, donde el novillero 'El Chava' ensañará a niños y adultos los primeros pases del toreo; las piscinas del Club Naútico, donde se llevará a cabo una exhibición de waterpolo, y el Parque que se encuentra tras la Muralla de la Plaza del Corral, donde los grupos musicales 'Primeros de Mes' y 'Delirio Lírico' ofrecerán sendos conciertos.

El espectáculo principal 'Oceanidades Enamorado' vuelve a eligir el Álcazar como escenario, pero en esta edición sólo se realizará un único pase, a las 23.30 horas. Para los interesados en participar de un modo activo en este gran espectáculo, la compañía proporciona vestuario, calzado y un espectacular maquillaje corporal que combina mapping arquitectónico, rappel invertido, teatro y efectos aéreos.

VISITAS TEATRALIZADAS

Otro de los puntos fuertes de la noche serán las visitas teatralizadas al Casco Histórico a cargo de la asociación Frías Medieval. Pedro I Fernández de Velasco y su mujer María Sarmiento, dueños del Alcázar de los Condestables, nos guiarán en un viaje en el tiempo para explicar la historia de la ciudad.

Los pases se repetirán cada hora y se ha fijado como punto de salida la plaza Somovilla.

Por su parte, el concurso floral 'Noche en Blanco' surge con la idea de mostrar una imagen de unidad entorno al evento. Las bases ya están disponibles en la página web municipal www.medinadepomar.org, en dependencias municipales o en los establecimientos colaboradores.

Para ello el Ayuntamiento de Medina de Pomar repartirá entre todos los colaboradores de la 'Noche en Blanco' un distintivo floral que ayudará a identificar los lugares donde se desarrollarán las actividades.

Uno de los espacios novedosos es el dedicado a la Poesía y la Literatura, destacando la presentación del Premio Nacional de Novela 'Hormigas en el Café', de Fernando Grijalba, que firmará sus obras en la Taberna Ontañón.

También se han programado, con la ayuda de la Asociación Astronómica Orión de Miranda de Ebro, tres actividades relacionadas con la astronomía para disfrutar del maravilloso cielo del mes de agosto desde la terraza central del Alcázar: una observación solar, otra nocturna y una charla sobre nuestro sistema solar que ayudará a comprender las observaciones.

TALLER DE GANCHILLO

Otro ejemplo de colaboración ciudadana es el taller de 'Urban Kniting', que la asociación de Encajeras de Medina de Pomar está llevando a cabo para decorar con ganchillo toda la pérgola de la Plaza Somovilla.

Todos los interesados en participar pueden aún recoger las lanas y entregar sus trabajos en la biblioteca municipal y en la sede de la asociación.

Además, dos trenes turísticos conectarán las distintas actividades durante toda la 'Noche en Blanco'. Volverán a repetirse las cuatro paradas de la pasada edición pero conviene recordar que el fin del trayecto será la parada de la plaza Somovilla, donde todo el mundo deberá abandonar el tren para dejar paso a nuevos viajeros.