Mayoral y Bescansa cierran filas con Iglesias "porque el entrenador gestiona al equipo"

Carolina Bescansa y Rafael Mayoral, de Podemos

Dos de los principales dirigentes de la cúpula de Podemos, Rafael Mayoral y Carolina Bescansa, han cerrado filas con la decisión adoptada por el secretario general, Pablo Iglesias, tras la destitución de Sergio Pascual. 

"Había necesidad de realizar cambios en el ámbito de la política organizativa", ha asegurado Mayoral en declaraciones en el Congreso, al tiempo que ha defendido que esta decisión la haya tomado Iglesias, como "entrenador" encargado de gestionar su "equipo" de confianza, la Ejecutiva, de la que Pascual formaba parte desde que se constituyó en noviembre de 2014.

Preguntado sobre los errores que, según el secretario general, ha cometido Pascual y que hacían necesario su relevo, Mayoral ha explicado que el todavía diputado y miembro del Consejo Ciudadano --el máximo órgano entre asambleas-- no había sido capaz de contener las "vías de agua" que se vienen produciendo desde hace meses a nivel territorial en varias comunidades, principalmente la de Madrid, donde la semana pasada dimitieron diez dirigentes próximos al número dos del partido, Íñigo Errejón, del que Pascual era mano derecha.

SE HABÍA GENERADO "ROCES Y PROBLEMAS EVIDENTES" EN LOS TERRITORIOS

"Somos una organización que se ha construido en muy poco tiempo, muy rápido y eso ha generado diferentes roces y problemas que son evidentes en la construcción territorial y organizativa. Lo que se plantea es reorientar ese trabajo organizativo", ha enfatizado, al tiempo que ha desvinculado la decisión de cesar a Pascual de la línea política que sigue el partido en las negociaciones con el PSOE para formar gobierno. Sobre esa cuestión, ha enfatizado, hay un consenso absoluto en la organización.

En esta misma línea, la 'número tres' de Podemos, Carolina Bescansa, ha explicado que el cese de Sergio Pascual como secretario de Organización se debe a que no ha hecho el "trabajo adecuado" para evitar las dimisiones en bloque en Madrid en un momento tan "delicado" como es el de la constitución de un gobierno.

Bescansa ha respaldado de este modo, al igual que Mayoral, la decisión del líder de la formación, Pablo Iglesias, que se conocía casi a la medianoche de este martes, y ha defendido que la organización del partido tiene que trabajar de una "manera inequívoca y unívoca".

"Entendemos que ha habido problemas que eran evitables, que se podían haber gestionado de una manera mejor y que se han gestionado de una manera incorrecta, en un momento delicado para la organización", ha dicho la diputada de Podemos.

Así pues, la dirigente morada ha afirmado que la intención que se ha tenido con el cese de Pascual es "corregir la situación que se estaba produciendo" ya que, según ha apostillado, Pascual no hizo el "trabajo correcto para evitar" las dimisiones en bloque de los 10 miembros de Podemos en Madrid. "No pasa nada por que se asuman responsabilidades. No pasa nada por corregir", ha concluido sobre el tema.

Noticias relacionadas