'Maverick' Murphy dirige la partida y Avenida aprovecha sus bazas

Importante y rotunda victoria, (97-70) de Perfumerías Avenida que superó en todas las facetas del juego a un desarbolado Kibirkstis Vici Vilnius. Murphy, la 'tahur' del juego azulón, dirigió la partida pero encontró el respaldo del equipo que supo jugar siempre sus mejores bazas.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

97 PERFUMERÍAS AVENIDA (24+24+22+27): Marta Fernández (6), Marija Rezan (12), Marta Xargay (6), Shay Murphy (32), Angel Robinson (13) –cinco inicial-, Leonor Rodríguez (12), Tamara Abalde (2), Mariona Ortiz (0), María Pina (3), Krystal Thomas (11).

 

70 KIBIRKSTIS-VICI VILNIUS (25+12+13+20): Kvederaviciute (8), Valentiene (12), Pikciute (8), Kuktiene (16), Krastina (6) –cinco inicial-, Mershon (7), Sniokaite (9), Aleksandravicus (2), Solopova (1), Simkute (1)-

 

ÁRBITROS: Jasmina Juras (SRB), Asa Johansson (SWE), Sonia Teixeira (POR). Sin eliminadas.

 

INCIDENCIAS: Novena jornada de la Euroliga Femenina. Encuentro disputado en el pabellón de Würzburg.

Perfumerías Avenida le ganó la partida al Vici-Vilnius sin contemplaciones. Jugándose todo a sus mejores cartas después del tanteo inicial, consciente de que no tenía tiempo que perder porque no sólo quería la victoria final sino salir con las mejores sensaciones del duelo y con la máxima ventaja posible. Nunca se sabe lo que puede pasar al final de esta larga liguilla.

 

Ganó apoyado en las que eran sus mejores bazas para este encuentro. Defensa, rapidez, superioridad interior con una Thomas que firmó su mejor partido, y, por supuesto, la figura de Murphy, convertida en la dueña y señora del duelo, manejando tiempos y acciones, cual 'Maverick' en sus mejores partidas. 

 

No hubo que esperar demasiado para comprobar cómo afrontaban los equipos el partido. Nada más comenzar todas las cartas quedaron boca arriba. Ni un ‘as’ se guardaron en la manga ambos contendientes mostrando en las primeras acciones sus mejores bazas. En el bando lituano todo se apostaba al tiro exterior, con dos triples seguidos de Valentiene, mientras en las filas de Perfumerías Avenida se buscaban acciones rápidas, si era posible llegar al aro contrario en apenas tres pases y sino buscar a Murphy o una posición interior donde la superioridad parecía clara.

 

Avenida encontraba problemas para frenar esos lanzamientos exteriores de un rival que tampoco desaprovechaba la oportunidad de correr y anotar fácil. Una situación que se veía agravada por un par de desajustes al rebote que permitieron una canasta fácil para situar en el marcador cinco arriba al Vici, 12-17.  Lapeña a paraba rápidamente el partido para redefinir la estrategia. Faltaba agresividad atrás aunque por suerte rápidamente el marcador se igualó tras tres tiros libres anotados por Xargay y una canasta posterior de Rezan. Atrás seguían apareciendo algunos problemas pero Murphy estaba presta al rescate para jugarse el arrastre y así permitir que el daño fuera menor al final el cuarto, 24-25.

 

La igualdad de la partida la rompió de cuajo la salida a la pista de Thomas y la decisión desde el banquillo de variar a defensa zonal. Imponente la americana en sus tres primeras acciones, en aro propio y ajeno, se unió con alegría a la fiesta de Murphy y con esos dos ‘triunfos’ en mano el equipo salmantino firmó un parcial de 11-0 que le permitió abrir brecha. Fueron minutos en los que el equipo disfrutó sobre la pista e hizo disfrutar con acciones como la de Thomas que, tras recoger un rebote, se cruzó media pista botando para asistir con un pase por arriba a Robinson.

 

Con esa ventaja de diez puntos Lapeña comenzó a rotar de manera constante a sus jugadoras, buscando mantener un quinteto lo más fresco posible ante un Vici Vilnius que se echó en brazos de sus tiros exteriores para minimizar los daños e irse al descanso con once puntos de desventaja. Una cifra importante pero del todo insuficiente como para fiarse.

 

Cuando las cosas funcionan, las pruebas sobran y a la vuelta de vestuarios Lapeña mantuvo a su equipo en un una defensa zonal que había creado muchos problemas a Vici. Curiosamente negado desde fuera frente a ese entramado, tan sólo Valentiene acertaba desde el exterior y mientras Avenida se aplicaba atrás buscando la recuperación y el ataque rápido que en manos de jugadoras como Leo Rodríguez, Murphy o Marta Fernández pocas veces deja de convertirse en canasta. Así punto a punto la ventaja fue aumentando porque también el dominio se mantenía bajo el aro. Al final del tercer cuarto ya tenía +20 a su favor y la sensación de que podía ir a más.

 

Y así fue. Por momentos Avenida fue un auténtico vendaval ante un rival que bajó descaradamente los brazos. Murphy convertía en oro cada balón que tocaba, Robinson y Thomas se imponían bajo los aros, Xargay, Rodríguez o Fernández encontraban pasillos enormes hacia canasta... y así hasta la última jugadora. Pese a la apatía de Vici, Avenida no se contagió y mantuvo la tensión necesaria para cerrar a lo grande la partida, con todas las jugadoras disfrutando de la victoria y con un Würzburg entregado que ve como su equipo da un paso de gigante hacia su objetivo. Quedan partidas por resolver por delante y el reto de redondear la jugada con algún triunfo a domicilio que permita dar un salto de calidad en las aspiraciones. 

 

 

 

 

 

 

 

Robinson celebra con rabia una canasta anotada por su compañera Murphy ante Kuktiene (Foto: Ch. Díez)
Ver album