Mateos quiere que Mañueco deje de ser alcalde y procurador a la vez

El portavoz del grupo municipal socialista, José Luis Mateos.

El PSOE quiere impulsar un cambio en el reglamento para que sea incompatible ejercer el puesto de alcalde o concejal con cualquier otro cargo de elección directa. Esto obligaría a Fernández Mañueco a dejar su escaño en las Cortes.

El grupo socialista eva a impulsar un cambio en el reglamento interno del Ayuntamiento de Salamanca para que sea imposible la duplicidad de cargos. En concreto, el PSOE quiere que deje de ser compatible el acta de alcalde o concejal del consistorio salmantino con cualquier otro puesto de elección directa. De salir adelante, impediría que el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, pudiera seguir compaginando su cargo y sueldo como primer edil con el escaño que ocupa en las Cortes de Castilla y León, donde es procurador y por lo que cobra dietas.

 

"El Ayuntamiento de Salamanca necesita la dedicación plena por parte del alcalde y los concejales porque Salamanca es suficientemente importante"

 

José Luis Mateos, portavoz del grupo socialista, considera que "la acumulación de cargos institucionales es otro gesto de la vieja política" y que por este motivo no se debe producir. "El Ayuntamiento de Salamanca necesita la dedicación plena por parte del alcalde y los concejales porque Salamanca es suficientemente importante", ha dicho.

 

Fernández Mañueco compagina los cargos públicos de alcalde y procurador desde la pasada legislatura y ha sido elegido para ambos para los próximos cuatro años. Como alcalde recibe una retribución que tuvo un coste para las arcas municipales superior a los 64.000 euros durante 2014; y como procurador sin sueldo cobra dietas que no son públicas y sobre las que no ha informado en sus declaraciones de bienes, pero que se pagan por asistencia a plenos y comisiones: suponen una media de 1.800 euros/mes por procurador.

 

Mateos ha explicado el sentido de la medida, que afecta a los cargos públicos de elección directa, caso de las concejalías y alcaldías y los procuradores en Cortes, pero no de los diputados provinciales porque estos no se elijen de forma directa y, hoy por hoy, es obligatorio ser concejal electo por algún municipio para poder ser diputado provincial en La Salina.