Mateos destaca la "flexibilidad" del Ministerio al permitir que se realicen aportaciones a la Ley

Pide que la normativa establezca plazos para introducir los cambios siempre acompañados de la financiación adecuada
El consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Juan José Mateos, ha destacado la "flexibilidad" y "voluntad de diálogo" demostrado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte al permitir a las autonomías que realicen aportaciones al anteproyecto de Ley de Mejora de Calidad Educativa (LOMCE) hasta la primera semana de diciembre.

Mateos ha alabado la "hoja de ruta" marcada por el ministro José Ignacio Wert en la Sectorial de Educación, al tiempo que ha abogado por trabajar para "aunar esfuerzos" y "mejorar" el texto normativo.

La Ley de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) es séptima normativa en materia de educación de la democracia y el Ejecutivo pretende aprobarla antes de verano de 2013.

De este modo, como ha explicado Mateos, una de las reivindicaciones plantadas por Castilla y León en el encuentro de este lunes ha sido la necesidad de buscar la mejor forma de incorporar a los profesores en el sistema, ya que, como ha destacado, "son la columna vertebral" del sistema educativo.

Asimismo, ha reclamado la necesidad de que en la Ley se establezcan los plazos concretos para implantar las nuevas medidas establecidas en la normativa, además de defender que todos estos cambios se acompañen de la financiación adecuada.

Juan José Mateos comparte la necesidad de que exista "evaluación y diagnostico" en todo el sistema educativos y ha abogado por "flexibilizar" la formación profesional para que los estudiantes puedan "pasar de unas etapas a otras".