Mateos: "Demagogia es amenazar a los ciudadanos con una revisión catastral"

Mateos y Ferreras en el Ayuntamiento (Foto:F.Rivas)

El portavoz del PSOE responde con dureza a Fernando Rodríguez tras las descalificaciones de este a la media propuesta por los socialistas de no aplicar el recargo del 10% de IBI.

Las afirmaciones esta mañana de Fernando Rodríguez en las que descalificaba la propuesta del PSOE de no aplicar el recargo del IBI del 10%, algo autorizado de cara a 2016, han tenido una contundente respuesta por parte de los socialistas. El portavoz del grupo municipal, José Luis Mateos, no se ha andado con pelos en la lengua y ha acusado a Rodríguez de amenazar a los ciudadanos salmantinos con una revisión del catastro que aumentaría casi un 40% el impuesto. En sus afirmaciones, Rodríguez ha dicho que el Ayuntamiento renuncia a pedir una revisión del catastro que subiría las bases un 70%, algo a lo que no está obligado; por contra, critica la posibilidad de no aplicar para 2016 el recargo establecido hace cuatro años y que ahora el ministerio de Hacienda permite no aplicar.

 

"Demagogia es decir que ahora vas a gastar menos por ingresar menos, porque no sabes gastar mejor. Demagogia es amenazar a los ciudadanos salmantinos con una revisión catastral cuando no hay ninguna necesidad. Demagogia es intentar hacer ver a los ciudadanos que dejar de recaudar lo que supone un 2% del presupuesto no permite hacer nada, ni pagar servicios sociales ni inversiones", ha dicho en declaraciones a TRIBUNA.

 

"Este Ayuntamiento no se gasta el remanente del superávit que ha anunciado y luego resulta que nos vende que le perjudica mucho no recaudar esta cantidad. Si no son capaces de hacer una buena previsión presupuestaria...", ha criticado con dureza Mateos, que lamenta que el equipo de Gobierno del PP mande este tipo de mensajes al tiempo que anuncia una reducción del endeudamiento o el buen estado de las cuentas. Mateos recuerda que el recargo del 10% en el IBI fue una medida tomada por el Gobierno central "que era una medida coyuntural para ayudar a que los ayuntamientos tuvieran más dinero en la situación de crisis", y que desde hace meses el Ayuntamiento insiste con el buen estado de sus cuentas.