Mateo García vuelve a perder los nervios y se encara con la grada... esta vez visitante

Mateo García sobre el césped (Foto: Chema Díez)

El entrenador del CD Guijuelo, Mateo García, fue protagonista triste del encuentro después de encararse con los aficionados locales cuando el choque llegaba a su fin lo que evitó que el incidente fuera a mayores. No es la primera vez que García protagoniza un incidente así enfrentándose a la grada. Por si fuera poco, en el segundo tiempo acabó expulsado tras perder de nuevo los nervios. 

Ha pasado otra vez. De manera inexplicable el entrenador del CD Guijuelo, Mateo García, protagoniza un triste incidente al encararse con los aficionados durante el transcurso del encuentro que ha enfrentado a su equipo con el Caudal en el estadio Hermanos Antuña. 

 

Sucedió cuando el primer tiempo llegaba a su fin y entonces el entrenador se encaró a la grada e incluso hizo amago de lanzar la botella que llevaba el mano. Ante las protestas y los gritos desde la grada, el entrenador reincidió en el gesto mirando hacia la grada lo que aun enardeció más el ambiente aunque por suerte no fue a más porque el colegiado pitó el final del primer tiempo y el descanso sirvió para enfriar los ánimos.

 

No es la primera vez que ocurre puesto que ya hace unas semanas García se encaró a la grada del Municipal después de que su equipo marcara y como forma de recriminar que le habían increpado durante los cambios. Entonces eludió las preguntas sobre su acción asegurando que había mirando a la grada y lo que había hecho era saludar a su novia. 

 

Y encima de protagonizar el incidente en el primer tiempo, en la segunda mitad cuando el equipo ya iba 2-0, Mateo García volvió a perder los nervios realizando gestos ostensibles de protesta al colegiado, el linier lo vio y el árbitro lo acabó expulsando. Y se marchó encarándose de nuevo con la grada y dando golpes a las vallas de publicidad. Todo menos calma que es lo que pide a gritos ahora mismo su equipo. 

 

No es la primera vez esta temporada y de nuevo le tocara volver a la grada, y posiblemente por más de un partido. 

Noticias relacionadas