Mateo García podría no sentarse en el banquillo del Helmántico por sanción o... destitución

El entrenador del CD Guijuelo volvió a perder los nervios en el partido frente al Caudal Deportivo en Mieres y se enfrenta a una sanción de hasta 4 partidos. Si es así, no se sentaría en el banquillo del Helmántico para el partido de Copa del Rey, aunque puede que ni llegue a ese choque porque está en el alambre. Ganar en Izarra, vital.

Mateo García podría no sentarse en el banquillo del estadio El Helmántico para dirigir al equipo en el partido de Copa del Rey que le mide al Atlético de Madrid por dos motivos fundamentales.

 

El primero de ellos se centra en la posible sanción que le puede imponer el Comité de Competición al ser expulsado en el choque frente al Caudal Deportivo por este motivo: "En el minuto 86 el técnico Garcia Barco, Mateo Ignacio fue expulsado por el siguiente motivo: Protestar de forma ostensible una decisión mia, con los brazos en alto y lanzando una botella de agua al terreno de juego, habiendo sido advertido con anterioridad por mi asistente nº1".

 

La sanción en esta ocasión puede ascender a los 4 partidos por reincidente ya que el entrenador del CD Guijuelo ha sido ya expulsado en este curso por protestar al colegiado frente al Lealtad, con una sanción de tres partidos. Por este motivo, la sanción puede ascender hasta a 4 partidos, momento en el que ya se cumpliría en otra competición que no es la Liga y pasaría también a la Copa del Rey. Si la sanción es de tres partidos, no la cumpliría en Copa y sí en la competición en la que ha sido sancionado.

 

Por este motivo, si finalmente el Comité resuelve tres partidos, no podría sentarse frente a Izarra, Mutilvera y Racing de Santander, mientras que si la sanción es de 4 partidos, no lo haría tampoco en el choque de Copa frente al Atlético de Madrid.

 

GARCÍA, EN LA CUERDA FLOJA

 

El otro motivo por el que Mateo García podría no sentarse en el banquillo del Helmántico es por una posible destitución al frente del CD Guijuelo debido a los malos resultados del equipo y a su actitud desde el banquillo que no beneficia en nada a que esta situación dé un giro de 180 grados.

 

Además, el Guijuelo ha entrado en una dinámica muy negativa y a tenor de los partidos y los resultados, García no ha sabido conectar con la plantilla y a lo mejor no tiene tiempo para hacerlo porque desde la directiva y la dirección deportiva ya sabes que si en Izarra no se logra la victoria, los días de Mateo García en Guijuelo habrán terminado. De momento, y tras entrenar este 15 de noviembre, le han dado una semana más de 'tregua'.

Noticias relacionadas