Mateo García: "Esta era nuestra particular final de Copa"

Mateo García, al frente del banquillo del Guijuelo antes del choque contra el Cirbonero (Foto: T. S. H.)

Puestos a desear, lo que todos quieren es el Real Madrid, el Atleti, el Barça... Yo quiero el mejor equipo que le dé lo máximo posible al club: Si ese es el Madrid, pues el Madrid", añade.

Mateo García, técnico del Guijuelo, aseguraba tras el partido que se acordaba "quizá de mi gente cercana que no han podido estar aquí como mis hijas o mi madre", pero "me da un alegrón por los chicos, por la gente que ha venido a acompañarnos y los que se han quedado en el pueblo", comenzó el entrenador del equipo charro.

 

"Es un partido que refleja la grandeza del fútbol", resumía García. "Sé que es algo que se lleva intentado mucho tiempo en el club. Es verdad que en la Liga ahora no estamos bien y ahora hay que disfrutar de la Copa", añadió.

 

"Para nosotros esta era nuestra particular final de Copa. Lo que ahora venga será un regalo". En cuanto al rival que el equipo desea ahora, García lo tiene claro: "Puestos a desear, lo que todos quieren es el Real Madrid, el Atleti, el Barça... Yo quiero el mejor equipo que le dé lo máximo posible al club: Si ese es el Madrid, pues el Madrid".

 

En cuanto a la posibilidad de jugar en el Helmántico, Mateo García añadió: "El Helmántico tiene sus pros y sus contras, yo no tomo la decisión. Es una gran ocasión para que el club se dé a conocer, pero sabemos que tenemos un campo muy pequeño y el Helmántico es un campazo".

 

Sin embargo, sobre el presente del equipo, García añadió: "Ahora trataremos de aparacar la Copa y levantar el vuelo en la Liga".

 

Sobre los problemas que les puso el Cirbonero, García aseguró: "Lo teníamos clarísimo. De hecho, nos ha venido de maravilla que el Formentera ganara, porque me ha servido para decir a los chicos, ojo que si no corres, te gana cualquiera".

 

"El equipo se ha mostrado físicamente bien, pero en estos momentos sacas fuerzas de donde no las hay y nos ha empujado todo el pueblo que sabíamos que estaba detrás de nosotros. Marcar el gol del empate para ellos supuso un mazazo y a nosotros nos ha ayudado a volvernos a meter rápido en el partido", resumió Mateo.