Más de un millar de agricultores salmantinos participará en la encuesta sobre Estructura de Explotaciones Agrarias

(Chema Díez)

Asaja ha recordado la importancia de que las encuestas oficiales reflejen con veracidad la realidad de nuestra agricultura y ganadería.

Un total  de 6.114 agricultores y ganaderos de Castilla y León participará en la Encuesta sobre Estructuras de Explotaciones del Instituto Nacional de Estadística (INE), según la organización agraria Asaja, que ha subrayado la importancia de que estas encuestas reflejen con precisión la realidad del campo "porque con esos datos se toman decisiones políticas".

  

La organización agraria, en un comunicado recogido por Europa Press, ha explicado que estos días el INE ha comenzado esta encuesta, una operación estadística que responde a los compromisos con la Unión Europea y a los requerimientos estadísticos nacionales, por lo que el agricultor encuestado "tiene obligación legal de colaborar en este cometido".

  

En total está previsto efectuar en Castilla y león 6.114 encuestas, de las que 575 serán a agricultores y ganaderos de la provincia de Ávila; 731 de Burgos; 747 de León; 516 de Palencia; 1.095 de Salamanca; 596 de Segovia; 422 de Soria; 754 de Valladolid, y 678 de Zamora.

  

Asaja ha añadido que esta amplia encuesta es ofrecer una fotografía exhaustiva de todo lo relacionado con el sector. Así, en la misma se trata de obtener información sobre perfil de los titulares de las explotaciones, superficie y aprovechamiento de la tierra por cultivos, ganadería, maquinaria, medidas de desarrollo rural a las que se han acogido, destino de la producción de la explotación, mano de obra empleada, equipos para la producción de energía renovable de que disponen, etcétera.

 

INICIO DE LA ENCUESTA

  

La primera encuesta comunitaria se realizó en los estados miembros en 1966/67, aunque España participó por primera vez por un muestreo realizado en el año 1987. Con posterioridad se han realizado los censos en los años 1989 y 1999 y las y las encuestas por muestreo en los años 1993, 1995, 1997 y la última hace diez años, en 2003.

  

Asaja ha recordado la importancia de que las encuestas oficiales reflejen con veracidad la realidad de nuestra agricultura y ganadería, puesto que las administraciones tienen en cuenta estos datos para determinar cómo se aplican y con qué presupuesto las medidas políticas que disponen, especialmente en momentos como el actual en el que se está diseñando cómo se aplicará la PAC.

  

En la primera fase, la iniciada a mediados de septiembre, se contactará con los agricultores por vía postal, para remitirles el cuestionario en papel, que podrá ser contestado por correo en un sobre de respuesta pagada que se le envía. También podrá cumplimentarse el cuestionario por Internet. En la segunda fase, a partir del 1 de noviembre, se harán entrevistas telefónicas a los agricultores que no hayan respondido por escrito.

  

En la última fase, a partir de enero, se recogerá la información mediante visita personal a los domicilios de los titulares para los cuales no se haya obtenido el cuestionario cumplimentado en las dos primeras fases.