Más de un centenar de autobuses de Castilla y León se unirá mañana a la manifestación en defensa del carbón

Arrancará a las 11.00 horas en el Paseo de la Castellana con destino al Ministerio de Industria.
La minería de Castilla y León tendrá un protagonismo especial en la multitudinaria manifestación del carbón, que arrancará mañana 11 de julio, a las 11.00 horas, desde la calzada central del Paseo de la Castellana con destino al Ministerio de Industria. Más de un centenar de autobuses de León y Palencia se sumará a los vehículos particulares que reforzarán a los compañeros que han recorrido el trayecto a pie durante las últimas semanas en la Marcha Negra.

La Federación de Industria de CCOO de Castilla y León calcula que más de 7.000 personas procedentes de la Comunidad, encabezadas por los secretarios generales de la Federación de Industria y de la Unión Sindical de CCOO de Castilla y León, Gonzalo Díez y Ángel Hernández, integrarán el total de 25.000 manifestantes de todo el país que exigirán a José Manuel Soria soluciones para el carbón.

“Esperamos una respuesta contundente al recorte superior al 60% de los presupuestos del Plan del Carbón, que convierte en papel mojado el anterior acuerdo y condena al cierre los pozos. Si el Gobierno no da marcha atrás, estará abocando a una emigración sin retorno a las futuras generaciones”, explica el secretario general de Industria de CCOO de Castilla y León, Gonzalo Díez Piñeles.

“Estamos orgullosos del ejemplo de dignidad y coraje que los mineros están dando al resto de trabajadores en uno de los peores conflictos laborales de las últimas décadas”, afirman desde la Federación de Industria. Además, el secretario general agradece “el apoyo de los habitantes de los municipios que la Marcha Negra ha atravesado estos días. Se ha formado una ola solidaria por todo el país, incluso en aquellas zonas que nada tienen que ver con la minería. Todos nos vemos reflejados en esta lucha, que evidencia el padecimiento de todos los trabajadores en una crisis provocada por otros pero cuyos peores efectos están cebándose sobre los más débiles”.

Díez Piñeles recuerda que “la manifestación de Madrid, si el Gobierno no accede a negociar y encontrar una solución que garantice la supervivencia del carbón, tan solo será una etapa más. Continuaremos movilizándonos sin caer en el desánimo pese al hostigamiento del Gobierno del PP y las fuerzas policiales”.

Esta tarde, 10 de julio, la columna de Castilla y León -formada por mineros de las cuencas de Palencia y León- y Asturias comenzará, sobre las ocho de la tarde, su marcha por la calle Bardegueral hasta la calle Arroyo de Pozuelo. A continuación cogerá la dirección La Coruña- Madrid por la carretera M-500. A la altura del km. 1 se desviará por la vía de servicio hasta el km 1,5, donde se volverá a incorporar a la vía principal de la M-500 en dirección al Puente de los Franceses. Desde allí se dirigirá a la Avenida de la Complutense.

A las diez y media de la noche la nutrida columna formada por doscientos mineros pondrá rumbo al centro de Madrid. Pertrechados con su ropa de trabajo (buzos, cascos y linternas), abandonarán la Ciudad Universitaria para dirigirse hacia la calle Princesa y subir por la Gran Vía hasta llegar a la calle de Alcalá. Desde allí se adentrará en la Puerta del Sol, donde tienen previsto llegar sobre la una de la madrugada. La Federación de Industria de CCOO está convocando a afiliados y simpatizantes a las 22.00 h de la noche en el intercambiador de Moncloa, para acompañar a los mineros en su recorrido hasta Sol.