Más de mil niños y jóvenes llenan el centro histórico con el Divierteatro

Las cifras. Durante la primera jornada pasan por los talleres 1.147 chavales. Sedes. Animación y colorido en las plazuelas del Buen Alcalde y del Conde. Danza. Hip hop, break dance, funky, popping y bailes charros
MONDRIÁN /DAVID RODRÍGUEZ

Las pinturas aquí, los títeres allá y por aquí vamos poniendo los zapatos. Hasta el último instante los monitores del Divierteatro estuvieron dando pequeños retoques en las plazuelas del Buen Alcalde y del Conde para que cuando los chavales entraran a los recintos estuviera todo listo. Todavía faltaban unos minutos para las 10.30 horas, pero las ganas de empezar eran tan grandes por parte de monitores y niños que estaban ya haciendo cola, que antes de la hora prevista arrancaba la coreografía de apertura.

Este año los monitores de la feria han preparado una coreografía con la que se abrirá cada mañana el Divierteatro. Con ella, ellos también se suman al espíritu de esta edición: Divierdanza.

Ambas plazuelas se convierten en un gran escenario, donde a través de diversas actividades se sumergen en el mundo de la danza. Una de las más novedosas son los talleres danzados. Especialistas en diferentes bailes y danzas desarrollan unas clases prácticas para que los chavales conozcan los diversos estilos. Hay 4 talleres que repetirán todos los días de feria: hip-hop y break dance; funky, popping y loching; bailes charros, y por último, danzas del mundo. Además, habrá un quinto taller que variará cada día dirigido por la academia Raquel Gómez. El de ayer estuvo dedicado a la batuka.

Dentro de la plazuela del Buen Alcalde, están los talleres de animación teatral, bautizados como Baile de Talleres. En ellos se pueden realizar títeres de dedo, títeres planos, teatrillos, marcapáginas, conocer a los personajes del Lago de los Cisnes o pintarse la cara de la forma que ellos quieran. La mayoría de los chavales salía ayer del Divierteatro con dibujos varios en la cara y con los títeres que ellos mismos habían fabricado durante la mañana.

Otra zona de acción son los ritmojuegos, actividades para la expresión corporal, con juegos de posturas corporales, movimiento, espacio y ritmo. Para esta actividad grupal usan canciones y juego dramático. Por último, Adivina Adividanza. Dentro de la decoración de la Plazuela del Buen Alcalde, hay 8 columnas con información sobre la historia de la danza: grandes ballets, bailarines, etc. Los chavales las deben observar y razonar para contestar varias preguntas.

Como cierre en la plazuela del Buen Alcalde, la Academia 37003 realizó una exhibición, con hip-hop, break dance, popping y funky. Los chavales se lo estaban pasando tan bien, que acabó media hora más tarde de lo previsto. Así, en la primera mañana de Divierteatro, por todos los espacios destinados a los chavales, pasaron 1.147 chavales.