Más de cinco millones de euros para la continuidad de 'Madrugadores' y 'Tardes en el cole'

La Junta destina 3,8 millones para prorrogar 'Madrugadores' y 'Tardes en el Cole'

El consejo de Gobierno aprueba la financiación para los dos programas, 'Madrugadores' y 'Tardes en el cole', que permiten abrir antes los centros escolares y desarrollar actividades una vez acaba el horario escolar.

El Consejo de Gobierno ha aprobado un importe de 5.344.800 euros para desarrollar los programas ‘Madrugadores’ y ‘Tardes en el Cole’ desde el primer día lectivo de enero de 2017 hasta el último del curso escolar 2017-2018 en los centros educativos de Castilla y León. Ambos planes consisten en la ampliación de los horarios de apertura de los colegios fuera del periodo lectivo para conciliar la vida familiar y laboral de las familias.

 

El contrato para desarrollar ambos programas de conciliación de la vida familiar, escolar y laboral se ejecutará desde el primer día lectivo de enero de 2017 hasta el último del curso 2017-2018. La Consejería de Educación distribuirá los 5.344.800 euros en dos anualidades: 3.006.450 euros para el año 2017 y 2.338.350 euros en 2018. A estas cantidades, habría que añadir 997.160 euros, derivados de la prórroga del actual contrato para el primer trimestre del 2017, aprobada en el Consejo de Gobierno del pasado 9 de junio.

 

El programa ‘Madrugadores’ que está previsto que se desarrolle en 306 colegios de Infantil y Primaria de Castilla y León, consiste en la ampliación del horario de apertura todos los días lectivos de los centros docentes públicos a partir de las 7.30 horas de la mañana, sin que su duración pueda superar los 90 minutos, y se dirige a los escolares de segundo ciclo de Educación Infantil y Educación Primaria.

 

Por su parte, ‘Tardes en el Cole’ comprende desde la finalización de las clases por las tardes en centros con jornada partida o la finalización de las actividades extraescolares en los centros con jornada continua, sin que la duración del programa pueda superar los 60 minutos. Este programa también podrá desarrollarse en centros con jornada continua que no dispongan de comedor escolar cuando no se preste este servicio en el comedor de otro centro.

 

En estos casos podrá ponerse en marcha desde que finaliza la actividad docente y con una duración máxima de 75 minutos y, durante los meses en que de acuerdo con el calendario escolar se haya aprobado una reducción de jornada, desde que terminan las clases y durante un máximo de 120 minutos, sin que la hora de finalización del programa excede las 15.15 horas. La Administración educativa autonómica prevé que este programa de conciliación de la vida familiar y laboral se lleve a cabo en 11 colegios de Castilla y León.

 

Para ambos programas se ha establecido un número determinado de monitores de acuerdo con la siguiente proporción: un monitor hasta 18 alumnos participantes, dos cuidadores a partir de 19 escolares -a los que se sumará otro adicional por cada 18 más- y un monitor hasta seis alumnos con necesidades educativas especiales. En este último caso, a partir de seis escolares se añadirá otro monitor adicional por cada seis alumnos. El contrato para la gestión de estos programas, cuya adjudicación se prevé antes de la finalización de 2016, podrá prorrogarse para el siguiente curso académico 2018-2019.