Más de 700 salmantinos se han visto obligados a emigrar al extranjero en los dos últimos años

Así lo reconoce el Gobierno en una respuesta parlamentaria al Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso. El porcentaje ha aumentado un 60% en 2013 respecto al año anterior.

Más de setecientos ciudadanos salmantinos se han visto obligados a emigrar al extranjero durante los años 2012 y 2013. Concretamente, 707 personas, según los últimos datos disponibles facilitados por el Gobierno.

 

Así lo reconoce el propio Ejecutivo de Mariano Rajoy en respuesta a una pregunta parlamentaria del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados sobre los datos de emigración de españoles desglosados por comunidades autónomas y provincias.

 

El porcentaje de los emigrantes de Salamanca ha aumentado de forma considerable, cerca del 60% en 2013 respecto a los datos de 2012. O dicho de otra forma, el pasado año 432 salmantinos salieron de España, cuando en 2012 lo hicieron 275.

 

Por todo esto, el diputado socialista por Salamanca, Jesús Caldera, ha reclamado al Gobierno de Rajoy medidas concretas para frenar lo que ha calificado como “exilio económico, ya que expulsa de España a la mejor generación de trabajadores y profesionales a los que obliga a buscarse un futuro fuera del país”. “Se recupera así” ha añadido, “la maleta de la emigración y no precisamente para irse de excursión o porque tengan espíritu aventurero”.

 

Según Caldera, “la gestión de la política laboral que ha llevado a cabo el gobierno del PP se ha cebado especialmente con los más jóvenes, a los que ha condenado al paro, a contratos precarios y a la emigración. Ha invitado a demasiados jóvenes a irse lejos de su tierra y han tenido que hacerlo por el engaño del Gobierno que aseguró que iba a crear tres millones de empleos”.

 

El diputado salmantino ha calificado de “vergüenza” que los jóvenes tengan que salir de España al no contar con otra alternativa. “Las políticas de la derecha sólo traen más desempleo, más paro y más recesión”, para concluir afirmando que “el Gobierno no entiende ni comprende que el país no puede tener un futuro si no se garantiza un presente para los jóvenes con un mínimo de dignidad y no con tanta mentira, tijera y recorte”.