Más de 5.500 personas visitan la exposición fotográfica sobre la vida de Unamuno

(Foto:F.Rivas)

En principio estaba previsto que se clausurase el pasado 3 de marzo pero se ha prorrogado hasta el 7 de abril. Se puede ver en el Patio de Escuelas

Más de 5.500 personas ya han visitado la exposición ‘Miguel de Unamuno y la fotografía’ que permite conocer de cerca la vida del pensador vasco, desde su niñez hasta sus últimos días, gracias a varios centenares de fotos en las que aparece él o lugares y objetos relacionados con su vida.

 

Esta muestra, que se puede ver en las Salas Patio de Escuelas y Cielo de Salamanca de la Universidad de Salamanca (USAL), estaba previsto que se clausurase el pasado domingo, 3 de marzo,pero se ha prorrogado hasta el próximo 7 de abril.

 

Los fondos expuestos se encuentran habitualmente en las dependencias de la Cama-Museo Unamuno de Salamanca, donde vivió, y ahora se exponen para que la sociedad pueda recorrer a través de imágenes sus vivencias.

 

Según han explicado los responsables de la selección de imágenes, Alberto Martín y Miguel Ángel Jaramillo, se ha optado por mostrar instantáneas en su conjunto para dar una visión “global” e “interpretativa” en lugar de escoger solo las más significativas.

 

En las salas se pueden ver las fotografías que llegaron a Unamuno de manos de sus progenitores y, entre ellas, está ya una en la que se ven a sus antepasados en una foto de grupo anterior a 1970.

 

De esta forma, el visitante tiene a su alcance los rostros de los familiares que convivieron con el escritor, hechas en distintos puntos como Bilbao o La Habana (Cuba), y, después, las imágenes en las que él mismo posó junto a sus hijos e, incluso, nietos.

 

OTROS ÁMBITOS

 

Posteriormente, se encuentra un apartado que está protagonizado por los retratos que diferentes profesionales de la época realizaron a Unamuno, desde fotos de estudio hasta otros al aire libre, en diferentes parajes como a orillas del Tormes.

 

En tercer lugar se han escogido instantáneas que llegaron a él gracias a la nutrida correspondencia que mantuvo con amigos, personalidades de la época y admiradores de su creación como literato o filósofo.

 

También, los espectadores cuentan con la posibilidad de ver aquellas imágenes en las que posó como “modelo”, según Alberto Martín, para artistas y pintores de la época que utilizaron la característica y conocida imagen de Unamuno para sus creaciones.

 

No faltan tampoco fotografías de viaje hechas por el pensador o en las que aparece y otras que, sin ser suyas, estaban en su poder como aficionado a la fotografía, la naturaleza, los viajes, el campo, el arte o la arquitectura.