Más de 400 universitarios marchan contra los recortes en Educación

La Coordinadora de Asambleas de Facultades y el sindicato ASPER recorrido la ciudad desde el Campus Unamuno hasta la Subdelegación del Gobierno para protestar por la grave reducción de becas y aumento de tasas universitarias.

La manifestación convocada por la Coordinadora de Asambleas de Facultades, CAF, y la Asociación Progresista de Estudiantes Renovadores, ASPER, ha logrado reunir a más de 400 estudiantes en la Plaza de Bolonia, situada en el Campus Unamuno de la capital, para marchar contra los recortes, a través de la avenida de Villamayor, la de Alemania, la de Portugal y Gran Vía hasta llegar a la Subdelegación del Gobierno.

 

Para José Luis Domínguez y Alba Blázquez, presidente y vicepresidenta de ASPER, "la Educación se está convirtiendo en un privilegio para las élites". Según el sindicato, "la reducción de 772 euros de beca por estudiante, el endurecimiento de los criterios y el aumento de las tasas de la matrícula de un 50 %" han llevado a que en dos años, la Universidad de Salamanca haya perdido 1.600 estudiantes, simplemente porque la gente "no puede pagarlo".

 

Esto, señalan, "repercute también en la economía local, pues se consume menos, hay más pisos vacíos, y lleva a que muchos pequeños negocios tengan que cerrar".

 

Según Pablo Isidro, portavoz de la Asamblea Voz Anaya, "no hacemos esto como una reacción a una ley nueva", sino que "viene de atrás, pues seguimos notando con dureza los recortes que se han llevado a cabo por este Gobierno, y tenemos que seguir manifestándonos, con constancia, y no dejar de luchar por que se nos escuche". 

 

Para la Asamblea, el objetivo final ha de ser "la gratuidad de la Educación Pública, al igual que lo es la Sanidad". Aunque, para ello, hay que ir "paso a paso", y lo primero es "revocar estos recortes del último Gobierno, que han supuesto que tantos estudiantes hayan tenido que abandonar las aulas".