Más de 4.100 profesionales forman este verano el dispositivo de la Junta contra los incendios

Una cuadrilla de tierra trabaja en la extinción de un incendio.

La Junta moviliza a 4.100 profesionales para trabajar en la lucha contra incendios en verano. Antonio Silván ha insistido en la importancia de "la prevención, la investigación y la sensibilización ciudadana".

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, ha presentado este lunes en León el operativo contra incendios forestales que se desarrollará en la Comunidad este año, y que se incrementa en verano cuando existe "peligro alto" de fuegos, en el periodo comprendido entre el 1 de julio y el 30 de septiembre. En concreto participarán 4.102 profesionales, así como medios aéreos y terrestres.

 

En el apartado de medios materiales, la Junta aporta 20 helicópteros, 147 cuadrillas terrestres y helitransportadas, 196 autobombas, 20 retenes de maquinaria pesada y 196 puestos y cámaras de vigilancia. A nivel interno, se coordinarán los diez centros de mando existentes en la Comunidad, nueve provinciales y uno autonómico, con la Agencia de Protección Civil.

 

Silván ha agregado que este operativo se desplegará con la colaboración y coordinación de todas las administraciones central, autonómica y local porque "el fuego no entiende de límites geográficos ni de fronteras" y porque "garantiza una organización eficiente de todos los recursos y medios disponibles".

 

Asimismo, el operativo de lucha contra incendios dispondrá de los medios aéreos del Estado, con cobertura preferente en Castilla y León, que se suman a los 20 helicópteros contratados por la Comunidad. Además, este plan contempla la colaboración recíproca con las comunidades limítrofes y con Portugal.

 

 

COLABORACIÓN CIUDADANA

 

El consejero de Medio Ambiente ha insistido en la importancia de la "prevención, la investigación y la sensibilización ciudadana" en la lucha contra el fuego. En este sentido, ha recordado que sólo el siete por ciento de los fuegos está originado por causas naturales, por lo que "más del 90 por ciento de los incendios son evitables".

 

Por eso ha resaltado que es fundamental la colaboración ciudadana para denunciar este tipo de hechos y evitar "que se produzcan incendios que entrañan grandes riesgos y terribles consecuencias para las personas y para los bienes, como los montes arrasados y la importante pérdida de vegetación". Silván también ha recordado que "más del 50 por ciento de los fuegos" los provoca alguien "vil" de forma "deliberada y prendiendo el bosque sabiendo del peligro que esto entraña". "Es fundamental la colaboración ciudadana para que se denuncie al que prende el monte y pone en riesgo a personas y ataca a la sociedad obligando a que se destinen recursos públicos a extinguir incendios y a restituir el daño producido", ha agregado.

 

 

 

UN TERCIO MENOS INCENDIOS HASTA MAYO

 

Hasta el pasado 31 de mayo se han producido en Castilla y León un total de 544 incendios, lo que supone una reducción de un 32 por ciento con respecto al año 2013. De ese dato global de incendios, el 66 por ciento fueron conatos con afección inferior a una hectárea. El número total de hectáreas quemadas asciende a 1.525, con una reducción de un 78 por ciento con respecto al último decenio, de las que sólo 195 hectáreas son arboladas, lo que representa una reducción de un 78 por ciento con respecto al último decenio. Como es habitual, Ávila, León y Zamora concentran la mayor parte de los incendios.