Más de 300 trabajadores de Correos de Salamanca, llamados a un nuevo 'parón'

"Ha sido tan severo que Correos se presenta a las elecciones con insuficiente plantilla como para realizar la campaña electoral en condiciones adecuadas y no poder asegurar la distribución del voto por correo, pese al aumento de la contratación para estas fechas". 

CCOO, sindicato mayoritario en Correos y en el Sector Postal, junto con los sindicatos convocantes de la huelga que suman el 80% de la representación en la empresa postal pública, ha convocado para este 14 de mayo, a los más de 300 trabajadores de la plantilla de Salamanca, a secundar los paros parciales contra el bloqueo de la negociación colectiva.

 

También se ha convocado con el fin de rechazar "el severo recorte de plantilla de 15.500 puestos en todo el Estado desde 2010, 120 en Salamanca y después de que la empresa haya anunciado una nueva reducción de plantilla de 40 puestos menos en 2015".

 

CCOO ha denunciado que el recorte de empleo "ha sido tan severo que Correos se presenta a las elecciones con insuficiente plantilla como para realizar la campaña electoral en condiciones adecuadas y no poder asegurar la distribución del voto por correo, pese al aumento de la contratación para estas fechas". 

 

Prueba de ello, son las acumulaciones existentes en la mayoría de los centros de la provincia o las largas colas en la oficina para gestionar el voto por correo. "Además, ha acusado a Gobierno y empresa de ser los causantes del conflicto laboral tras haber cerrado, a menos de mes y medio de las elecciones, la negociación del Convenio y Acuerdo".

 

Para el sindicato, los servicios mínimos impuestos por el Gobierno y Correos son abusivos y desproporcionados, "de hasta el 70% en reparto y urgentes, 100% en servicio rural, 70% en centros de tratamiento y hasta casi el 50% en oficinas cuando lo habitual en huelgas generales para todos los segmentos ha sido el personal necesario o el 5%. Al no haber rectificación de la empresa y, como ya anunció, CCOO llevará a Correos a la Audiencia Nacional por vulneración del derecho constitucional de huelga".

 

Para el sindicato, estas huelgas tienen el objetivo de mejorar el servicio postal público prestado a los ciudadanos y "las condiciones laborales de los trabajadores/as, con unas propuestas de la negociación razonables para un colectivo de 52.000 trabajadores en toda España, para el que reclaman un incremento salarial después de años de congelación y recorte que han permitido a la empresa ahorrarse más de 500 millones de euros, exigir un aumento de plantilla y consolidación de trabajadores fijos tras la supresión de 15.500 puestos en los últimos cinco años (11.000 en lo que llevamos de legislatura) y garantizar la ultraactividad de los derechos".