Más de 300 personas se forman en el Centro de Formación de Salamanca

Rosa Valdeón en Salamanca (Foto:F.Rivas)

Está especializado, y es referente nacional, en el área profesional de cárnicas, lácteos, de panadería, pastelería, confitería y molinería y de alimentos diversos de la familia profesional de las industrias alimentarias.

El Centro Nacional de Formación de Salamanca acoge durante el presente curso un total de 21 acciones formativas con un cúmulo de horas de 7.960 horas para 315 alumnos.

 

Estas actuaciones supondrán a la Junta de Castilla y León un desembolso total de cerca de 900.000 euros, según ha explicado la vicepresidenta y consejera de Empleo, Rosa Valdeón.

 

La responsable autonómica ha visitado este centro en Salamanca, que es uno de los tres de referencia nacional que tiene el Gobierno autonómico, que cuenta además con otros cinco centros de Formación Profesional Ocupacional en la Comunidad.

 

En concreto, el Centro de Formación de la Junta en Salamanca está especializado, y es referente nacional, en el área profesional de cárnicas, lácteos, de panadería, pastelería, confitería y molinería y de alimentos diversos de la familia profesional de las industrias alimentarias.

 

Además del Centro Nacional de Formación Ocupacional de Salamanca, los otros centros de referencia nacional, de titularidad autonómica, son los centros nacionales de Formación de Villabañez (Valladolid) y de El Espinar (Segovia).

 

Rosa Valdeón ha explicado que la formación de los trata de mejorar las capacidades y la cualificación tanto de los desempleados como de los trabajadores ocupados y autónomos, y que es clave para conseguir un mercado laboral que se adapte a los cambios sociales y económicos.

 

CENTRO DE SALAMANCA

 

Se creó en 1975 acorde con las características del sector cárnico en Salamanca, que cuenta con el mayor número de empresas de este sector de la Comunidad. Salamanca es seguida por las provincias de León y Segovia en este tipo de actividad empresarial.

 

Desde su creación, se ha adaptado su actividad a los cambios de la industrial y se ha ido dotando de recursos hasta llegar a la estructura actual que cuenta con casi 2.500 metros cuadrados dedicados a las formación, con dotaciones que incluyen laboratorios, obradores de cárnicas, aulas de formación y espacios polivalentes.

 

Desde el año 2012 se han invertido en estas instalaciones casi un millón de euros para mantener el centro como referente nacional en la actividad formativa especializada en el sector cárnico, según la información facilitada por la Junta.

 

Además de formar a trabajadores desempleados, el centro realiza también cursos de perfeccionamiento técnico, trabajos de investigación y proyectos de innovación para la mejora de los contenidos formativos en sus diferentes áreas de especialización.

Noticias relacionadas