Más de 250.000 personas en la provincia de Salamanca se verán afectadas por la resintonización de la TDT

El Ministerio de Industria ya ha destinado 290 millones de euros en ayudas estatales para la adaptación de instalaciones de comunidades de vecinos al nuevo escenario de la TDT.

El próximo 1 de enero de 2015 la señal de la televisión digital terrestre (TDT) sufrirá un nuevo cambio que afectará tanto a las comunidades de vecinos como al usuario final. Y es que la implantación del 4G por medio del dividendo digital en España modificará la señal de los canales de televisión que se ven a diario, lo que obligará a una resintonización de los canales por parte de los usuarios y a un cambio de instalaciones en las comunidades de vecinos que dispongan de antenas colectivas de televisión.

 

Éstas han sido dos de las conclusiones que ha expuesto Antonio Mateos, presidente de Asociación de Empresas y Técnicos Instaladores de Telecomunicaciones de Salamanca (ASATEL), quien ha cifrado en más de 250.000 personas las afectadas por este cambio, debido a las más de 10.000 antenas colectivas que existen actualmente en la provincia de Salamanca.

 

Sin embargo, los usuarios de las más de 98.000 antenas individuales que existen en Salamanca para recibir la televisión digital terrestre no tendrán que afrontar cambio alguno, más allá de una resintonización de los canales a partir del 25 de octubre, ha recomendado.

 

La adaptación de las instalaciones es un fenómeno que ya se encuentra en marcha en comunidades de vecinos salmantinas y que, según Antonio Mateos, existe un periodo prudencial de adaptación que debe ser llevado a cabo por empresas inscritas en el Registro de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones al menos en el tipo A o F (medio centenar en Salamanca), quienes garantizan una calidad y profesionalidad que evitarán futuros problemas, por un coste aproximado de 500 euros por comunidad.

 

Para sufragar este cambio, el Ministerio de Industria ya ha destinado 290 millones de euros en ayudas estatales para la adaptación de instalaciones de comunidades de vecinos al nuevo escenario de la TDT, que primará con 100 euros el cambio de centrales programables y de hasta 450 a los amplificadores monocanales, según las palabras del presidente de ASATEL.