Más de 200 productos cárnicos inmovilizados en Castellanos de Moriscos por no cumplir las condiciones de transporte

66 jamones, 50 lomos, 50 chorizos y 50 salchichones, todos ellos ibéricos.

La Guardia Civil ha inmovilizado una furgoneta que circulaba por la carretera N-620, en el en el término municipal de Castellanos de Moriscos (Salamanca), y que transportaba en su interior "gran cantidad de productos cárnicos" que presuntamente incumplían la normativa y los controles sanitarios.

  

Según ha informado la Comandancia de Salamanca, los agentes llevaban a cabo un operativo de control de vehículos susceptibles de transportar productos alimentarios y, sobre las 18.30 horas del pasado 18 de diciembre, pararon a la furgoneta, Ford Transit, en la que iban dos hombres A.R.V. y L.R.V.

  

Allí, comprobaron cómo en la parte trasera llevaban un total de 66 jamones con diversos marchamos y denominaciones de origen, 56 de ellos dentro de una caja de cartón de "grandes dimensiones" y diez de ellos en el suelo de su parte trasera, 50 lomos, 50 chorizos y 50 salchichones todos ellos ibéricos, envasados al vacío y embalados en cajas de cartón de diez unidades cada una.

  

Según ha informado la Guardia Civil, "el transporte carecía de la documentación comercial de origen y destino y de la sanitaria asociada a estos productos" y, además, el marcado sanitario de los jamones era "ilegible, en la mayor parte de ellos".

  

Asimismo, los guardias civiles vieron cómo llevaban un saco con cordajes, pegatinas, vitolas y precintos de diversas empresas cárnicas sin colocar; y también el vehículo "carecía de las condiciones sanitarias adecuadas" para llevar a cabo el traslado.

  

Como consecuencia de ello, la Benemérita ha precintado la mercancía y el vehículo empleado para el transporte y ha formalizado varias denuncias a la normativa sobre transporte y la reglamentación sanitaria de transporte de alimentos y productos alimentarios.