Más de 16.000 discos y artículos fraudulentos, destruídos

Fueron incautados por la Policía Local en las calles de la ciudad durante los últimos dos años.

El Ayuntamiento de Salamanca ha destruido 14.000 discos compactos procedentes de la venta ilegal, así como otros objetos fraudulentos o falsificados hasta un total de más de 16.000 artículos, incautados por la Policía Local en las vías públicas de la ciudad. Proceden de intervenciones efectuadas durante los últimos dos años. La eliminación de todas estas mercancías “piratas” se ha llevado a cabo hoy en las instalaciones del centro de tratamiento de residuos, en la localidad de Gomecello, ante la presencia de varios mandos policiales.

 

La Policía Local de Salamanca viene desplegando de forma permanente y desde hace varios años actuaciones específicas contra la piratería musical y videográfica y, en general, contra la vulneración de la propiedad intelectual e industrial. En concreto, los discos que ahora se han destruido fueron exactamente 13.941, de los que 7.455 eran musicales (cd’s), 6.297 eran películas cinematográficas (dvd’s) y 189 eran videojuegos.

 

La Policía Local de Salamanca ha llevado a cabo asimismo otras actuaciones específicas contra diferentes modalidades de falsificaciones y ventas fraudulentas, procediéndose igualmente a la destrucción del material confiscado tras las pertinentes autorizaciones judiciales. En este sentido, se han efectuado centenares de intervenciones relacionadas con productos casi siempre falsificados, incautándose de cremas, colonias y perfumes (1.089 unidades), collares, pulseras y bisutería en general (361 unidades), gafas (201), juguetes (175), prendas de vestir (136), carteras y cinturones (55), sombreros (43), así como algunos alimentos peredeceros y sin los preceptivos controles y requisitos sanitarios. En total, 16.141 artículos, que fueron destruidos en el citado centro de tratamiento de residuos. 

 

La comercialización de todos los discos falsificados y de los objetos referidos ha tenido como escenarios principales los entornos del Rastro de La Aldehuela -aunque casi siempre en puntos de venta ilegales y fuera de los puestos de venta autorizados- y varias calles y zonas peatonales del centro de la ciudad.

 

Normativa legal y formación

El operativo específico de vigilancia desplegado por la Policía Local de Salamanca para prevenir estas comercializaciones delictivas y proceder a su erradicación, se ha visto reafirmado por el respaldo que aporta la normativa legal derivada del Plan Integral para la eliminación de las actividades vulneradoras de la propiedad intelectual e industrial (Orden Ministerial 1.079/2005, de 21 de abril), que reconoce plenamente la competencia de las policías locales en esta materia. La Jefatura de la Policía Local de Salamanca ha solicitado y promovido acciones formativas, centradas en la capacitación técnica necesaria para emitir informes de falsificación que completen las actas de inspecciones e infracciones.

 

El Código Penal, en su capítulo XI, enumera los delitos relativos a la propiedad intelectual e industrial y determina penas de prisión de seis meses a dos años y multa de 12 a 24 meses, para quien con ánimo de lucro y en perjuicio de tercero reproduzca, plagie, distribuya o comunique públicamente una obra literaria, artística o científica en cualquier tipo de soporte o a través de cualquier medio (artículo 270). También establece las mismas penas para quien, con fines industriales o comerciales, sin consentimiento del titular, fabrique, importe, posea, utiliza, ofrezca o introduzca en el comercio objetos amparados por los derechos de propiedad (artículo 273).

 

Por último, la Ordenanza municipal reguladora de la venta en la vía pública, fuera de establecimientos permanentes, en su artículo 37, considera la comercialización de artículos, mercancías o productos adulterados, fraudulentos o falsificados como una infracción muy grave que puede derivar en una sanción económica de hasta 3.000 euros y en la revocación de los puestos o autorizaciones de venta, cuando aquella se produce en puestos legales. En este sentido, la Policía Local de Salamanca ha intensificado la vigilancia al amparo de la citada Ordenanza, procediendo sistemáticamente a la retirada inmediata de todas aquellas instalaciones o puestos que carecían de las autorizaciones preceptivas para el ejercicio de venta.