Más ayudas para lograr una atención integral a personas mayores

Foto: EUROPA PRESS

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, ha presentado esta mañana la Estrategia Regional de Envejecimiento Activo y Prevención de la Dependencia. 

Unas 600.000 personas mayores, sus familias y cuidadores se verán beneficiadas de la Estrategia Regional de Envejecimiento Activo y Prevención de la Dependencia que tiene previsto implantar la Junta de Castilla y León, y que ha presentado esta mañana en Burgos la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García. 

 

García ha explicado que ya se trabaja en la actualidad en esta estrategia, que se sustentará en un modelo de atención basado en las personas y su entorno. En este sentido, se contemplarán cuatro ejes estratégicos a través de los cuales se articulará un conjunto de medidas relacionadas con aspectos como la capacidad de autodeterminación de las personas, los hábitos y estilos de vida saludable, la adquisición de habilidades que hagan más independientes a las personas, así como el fomento del papel que las personas mayores pueden desarrollar como fuente de apoyo solitario y de experiencia vital.

 

La prioridad de la Junta, ha recalcado la consejera, es promover y mejorar el envejecimiento activo de las personas mayores, su autonomía y su calidad de vida, para lo que, ha recordado, el Gobierno autonómico destina este año un total de 188,3 millones de euros, 4,2 millones de euros más que el pasado año.

 

En este sentido, la Estrategia de Envejecimiento Activo y Prevención de la Dependencia supondrá un paso más en esta atención integral, para la cual se establecerán unos principios rectores que ayuden al reconocimiento de las personas mayores, a su autodeterminación, al respeto de su dignidad y su derecho a contar con un proyecto de vida satisfactorio.

 

La estrategia también contempla el impulso al movimiento asociativo de las personas mayores, especialmente en el medio rural, ampliar las actividades del Club de los 60 y reforzar el apoyo a los cuidadores de personas dependientes, con la promoción del uso de los servicios profesionales compatibles con los cuidados del entorno.

 

Tras su intervención, Alicia García ha visitado la Residencia de Cortes, que depende de la Gerencia de Servicios Sociales y en la que trabajan 162 personas. El centro dispone de 151 plazas para personas dependientes y con 51 plazas para estancias diurnas, así como de cinco unidades de convivencia con 55 residentes en ellas, mientras se aborda la implantación de dos unidades más que entrarán en funcionamiento a finales de año.