Marta Xargay: adiós a la capitana que lo ganó todo en Perfumerías Avenida

Llegó a Salamanca con 19 años desde la Liga Femenina 2 y se va casi con 25 y dos contratos importantes por delante: en la WNBA y en Europa.

Se decía de ella antes de conocerla que en Liga 2 jugaba de todo menos de '5'. Esta gerundense de 19 años llegó como otra de las apuestas de jóvenes nacionales que hace Perfumerías Avenida y que tan bien le han salido en casi todos los casos: Nuria Martínez, Silvia Domínguez o Alba Torrens.


En Salamanca, por las necesidades de la plantilla, Xargay terminó convertida en base, decisión que al final le ha hecho un hueco importante en el baloncesto europeo. Así, la joven que primero aprendió al lado de Silvia Domínguez en sus dos primeras temporadas, terminó haciéndose con el puesto de la de Montgat cuando ésta dejó el equipo para estar acompañada por Laura Antoja primero y Mariona Ortiz después al '1'.

 

Durante las seis temporadas que Xargay ha vivido en Salamanca, la gerundense lo ha ganado todo con el club: un título de campeón de Europa, una Supercopa de Europa, dos Ligas, tres Copas y cinco Supercopas de España.
 

Su papel, que comenzó siendo accesorio, ha ido ganando peso con el tiempo. Así, la base de Avenida comenzó jugando en su primera temporada 13 minutos por partido: un respiro para Silvia Domínguez, en la 09/10. Después, sus minutos por partido comenzaron a ser más frecuentes: 18, 22, 27... hasta ser una pieza indiscutible en el equipo de Miranda actualmente.

CUATRO ENTRENADORES Y ÉXITO EN LA SELECCIÓN


Curiosamente, después del ciclo de José Ignacio Hernández como entrenador, en el que la estabilidad en el banquillo fue un sino del equipo, Xargay ha conocido nada menos que a cuatro entrenadores en seis temporadas: comenzó con Jordi Fernández, siguió con Lucas Mondelo, Víctor Lapeña y finalmente Alberto Miranda.
 


Su papel en Perfumerías Avenida, además, le hizo llegar a la selección nacional absoluta, donde en este tiempo ha logrado un oro en el Europeo y una plata en el Mundial.



Ahora, sin haber cumplido aún los 25 años, Marta Xargay ha dado el paso adelante de los grandes contratos: primero al dar el salto a la WNBA en verano y, después, al firmar con uno de los grandes equipos del viejo continente, que será de los que luche por un nuevo título de campeón de Europa.


Paso a paso, la gerundense llegó a Salamanca como un gran proyecto baloncestístico y vuela ahora convertida en una realidad.

Noticias relacionadas