Marta encabeza el escándalo

SUMINISTRAR SUSTANCIAS DOPANTES. Se sospecha que la atleta palentina podría ejercer como intermediaria con los deportistas. MÁS DETENIDOS. De momento, trece personas más
AGENCIAS
El deporte español sufrió ayer un nuevo mazazo con la presunta implicación de Marta Domínguez en una red de suministro de sustancias prohibidas a deportistas.

La Guardia Civil detuvo a catorce personas en la denominada operación Galgo, entre las que se encuentra la palentina, que posteriormente fue puesta en libertad con cargos, como presuntos autores de delitos contra la salud pública. Según un comunicado del Ministerio de Interior, entre los detenidos se encuentran médicos deportivos, farmacéuticos, entrenadores, representantes y deportistas de élite como Alberto García.

La atleta está acusada de suministrar sustancias prohibidas a otros deportistas, según dijeron fuentes de la investigación. La atleta pasó la noche en su casa de Palencia después de prestar declaración durante casi ocho horas ante la Guardia Civil, aunque con la obligación de comparecer ante el juez cuando reclame su presencia.

La Guardia Civil detuvo, entre otros, al entrenador de la campeona mundial, César Pérez; a su agente, el ex atleta de 400 metros vallas José Alonso Valero; al también preparador Manuel Pascua Piqueras, entrenador entre otros de Reyes Estévez, Alemayehu Bezabeh y Nuria Fernández; al médico Eufemiano Fuentes, a la espera de ser juzgado por la operación Puerto; y al atleta Alberto García, quien ya estuvo suspendido por dopaje de 2003 a 2005.

En Palencia, los agentes se llevaron de la casa de Domínguez un ordenador portátil, un maletín metálico y una caja de cartón que cargaron en un vehículo, según los testigos.

La operación Galgo se desarrolló en varias provincias españolas, con registros en Palencia, Madrid, El Escorial, Alicante y Las Palmas.

Las detenciones fueron ordenadas por la titular del Juzgado de Instrucción número 24 de Madrid, que decretó el secreto de sumario de las actuaciones.