Marta del Pozo: "La violencia de género debería tener como vacuna la educación para poder prevenirla"

Foto: Marta del Pozo

La profesora de Derecho Procesal en la Universidad de Salamanca y especialista en violencia de género, Marta del Pozo, se ha mostrado muy crítica con los jóvenes que en pleno siglo XXI continúan ejerciendo violencia contra sus parejas.

"Las redes sociales son una nueva forma de ejercer violencia de género". Twitter, Facebook, Tuenti, Instagram o Whatsapp se han convertido en un puente entre la víctima y el maltratador. Al menos eso es lo que opina la profesora de derecho Procesal de la Universidad de Salamanca (Usal), Marta del Pozo, quien asegura que la violencia de género en la gente joven se ha disparado.

 

Asimismo, se ha mostrado muy crítica con todo lo que se refiere a los jóvenes que ejercen violencia de género contra sus parejas, algo que está generando consecuencias dramáticas.

 

Mujeres de entre 16-20 años sufren violencia de control por sus parejas en pleno siglo XXI, "aunque si es verdad que las hay de todas las edades". La violencia de control y psicológica es la más peligrosa, son "los primeros pasos" para que se produzca violencia física. Son las primeras señales de que algo está ocurriendo.

 

Y este control se ejerce hoy en día a través de las redes sociales, una vía mediante la cual los maltratadores llegan a sus víctimas. Las nuevas tecnologías pueden ser la herramienta para hacer daño públicamente a la víctima y sobre todo, para no dejar que se vaya de la relación. "Un buen ejemplo es cuando la joven quiere dejar a su novio y la amenaza con sacar a la luz una foto que le envió de tal o cual manera".

 

"La juventud está tan acostumbrada a herramientas digitales, que no percibe la gravedad y el riesgo de las redes sociales". Del Pozo afirma que precisamente porque estas nuevas tecnologías están a la orden del día, se consideran menos peligrosas, sin embargo, les otorgan una situación de poder que puede tener repercusión en la vida".

 

El acoso se presenta a través de muchas conductas, pero las más comunes tal y como advierte Marta, son las ‘pruebas de amor’: "Si me quieres, pásame una foto para saber con quién estás o dame tu contraseña de Facebook o el código del móvil". Un gran número de chicas adolescentes reconocen sufrir control abusivo sobre todo a través del móvil y lo que es "peor, piensan que si les hacen llorar o as controlan es porque las quieren".

 

LA EDUCACIÓN, CLAVE

 

A pesar de que hoy en día se supone que la igualdad entre hombres y mujeres debería ser un hecho, muchas son las lagunas que existen: "En la educación, en la manera de transmitir una serie de conductas sexistas y de desigualdad como algo normal. Los jóvenes que más respetan a las mujeres son los hijos de feministas. Creo que debería haber una vacuna para esta enfermedad al igual que hacemos con la gripe... Deberían ser educados desde que nacen tanto en las aulas como en la familia para comprender que tener una pareja es aprender a vivir con sus gustos y aficiones y no imponerle los suyos propios".

 

Asimismo, también ha querido hacer hincapié en que muchas víctimas de violencia machista no tienen el apoyo de la familia o de los amigos. "Tenemos que tener los ojos bien abiertos y debemos de tomarnos esto como algo propio, si vemos que alguien de nuestro alrededor está sufriendo, debemos llamar al 016", aconseja.