Márquez se corona en 125 cc y cierra el año dorado del motociclismo español

Mar Márzquez se proclamó ayer campeón del mundo de 125 cc y puso el broche de oro al mejor año del motociclismo español. Jorge Lorenzo, por su parte, en Moto GP, logró la única victoria de los representantes españoles en el último gran premio de la temporada, que se disputó en el circuito “Ricardo Tormo” de Cheste y que obtuvo con garra y decisión después se superar un par de momentos críticos durante la misma.
EFE

En el octavo de litro, se impuso el británico Bradley Smith (Aprilia), pero el español Marc Márquez (Derbi) se proclamó campeón del mundo. Su único rival por el título mundial, el también español Nicolás Terol (Aprilia) se peleó hasta la última vuelta por la segunda plaza con su compatriota Pol Espargaró (Derbi) pero no pudo cumplir su objetivo de arrebatarle el título a Marc Márquez.

El ilerdense Márquez supo templar sus ansias de acabar en el podio para confirmar su primer título mundial, el del segundo piloto más joven que lo consigue en la historia del motociclismo mundial, después del italiano Loris Capirossi y como el español más joven que lo logra, por delante de Dani Pedrosa.

Así, Terol lo intentó, pero Márquez no falló, y en los últimos metros de carrera sucumbió también al ataque de Pol Espargaró (Derbi), quien se le coló y le acabó relegando la tercera plaza final, justo por delante de Marc Márquez, a quien la cuarta posición le otorgó matemáticamente el título de campeón del mundo.

En Moto GP, Jorge Lorenzo batió además el récord de puntuación que tenía Valentino Rossi desde 2008 con 373 puntos, al sumar un total de 383 puntos, aunque para ello tuvo que doblegar al australiano Casey Stoner, que fue el más rápido en la salida. Con un ritmo consistente Casey Stoner empezó a estirar el grupo, en el que Jorge Lorenzo tuvo que emplearse a fondo para que no se le fueran sus rivales, como también Valentino Rossi y en su cabalgada hacia las primeras posiciones tanto Lorenzo, primero, como Rossi después, se encontraron con el italiano Marco Simoncelli (Honda RC 212 V), quien se llegó a tocar con el español cuando éste le iba a superar y ese “toque” casi deja fuera de carrera al campeón.

Pedrosa, que realizó una gran salida, finalmente terminó en séptima posición, pero aseguró el campeonato del mundo.

El checo Karel Abraham logró su primera y única victoria en Moto2, aunque el verdadero interés de la carrera estuvo centrado en la lucha que debían mantener por ser subcampeón del mundo el italiano Andrea Iannone y el español Julián Simón (Suter). Finalmente, Simón terminó tercero tras el italiano, pero aún así logró el subcampeonato.

De esta forma, se cierra el año dorado del motociclismo español. Además de los tres títulos mundiales, Pedrosa, Simón y Terol han puesto la guinda con los tres subcampeonatos.