Maroto admite: la presión de C's y los 20 días desde el encargo del Rey fueron determinantes para fijar la investidura

Javier Maroto en la sede del PP
"No podemos seguir esperando a que Pedro Sánchez cambie de opinión", explica


MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

La presión de Ciudadanos "sin duda alguna" ha sido "determinante" para que el líder del PP, Mariano Rajoy, accediera a fijar fecha para someterse al debate de investidura, ha admitido este viernes el vicesecretario general de los 'populares', Javier Maroto.

En declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, Maroto ha explicado que ha influido también el hecho de que Rajoy llevase "casi 25 días con un encargo del Rey" para intentar formar Gobierno.

Preguntado directamente si la presión de Ciudadanos ha forzado a Rajoy a cambiar de idea y poner fecha al debate de investidura cuando aún no tiene garantizados los apoyos suficientes para sacar la votación adelante, Maroto ha reconocido que "sin duda alguna" esa posición de Ciudadanos "ha sido determinante, pero también que" llevaban "casi 25 días con un encargo del Rey y había que dar una fecha".

También ha explicado que no pueden "seguir esperando" a que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, "cambie su opinión" de votar en contra de la investidura de Rajoy. "Tenemos que seguir dando pasos porque la mayoría de los ciudadanos está hasta las narices de que no haya Gobierno ni se avance", ha añadido.

EL PP LO SEGUIRÁ INTENTANDO SI FALLA RAJOY

Incluso si Rajoy no consigue salir investido ni siquiera por mayoría simple el próximo 2 de septiembre, Maroto ha afirmado que el PP va a hacer todo lo que esté en su mano para conseguir formar Gobierno. "Si no es en la primera (votación), en la segunda o en la tercera", ha especificado.

Esa tercera votación a la que hace referencia Maroto solo se produciría después de que el Rey, fracasado el intento de Rajoy, volviera a convocar a los partidos para proponer de nuevo un candidato a la investidura. Nada impide que pudiera nombrar de nuevo a Rajoy.

Maroto ha insistido en criticar la actitud de los socialistas, que se resisten a cambiar su posición hacia la abstención, lo que permitiría a Rajoy salir investido en segunda vuelta. "No se puede ser un partido serio con la trayectoria del PSOE y permanecer en una trinchera con un letrero en el que pone 'No es no'. No se lo compran sus barones, sus dirigentes ni sus votantes ni Europa", ha opinado.

En contraposición a la postura del PSOE, ha elogiado la "actitud responsable" de Ciudadanos, con quienes el PP quiere negociar no solo las condiciones que han exigido los de Albert Rivera, sino un paquete más amplio de medidas que los 'populares' consideran mucho más revelante, como los próximos presupuestos del Estado y otros compromisos que España tiene que cumplir con Europa.

Preguntado si el PP no va a buscar el apoyo del PNV para la investidura de Rajoy, Maroto ha advertido de que el partido nacionalista "solo juega a la moderación en sus discursos", porque luego la realidad es que "vota con Bildu o Podemos o gobierna con ellos, como es el caso de Vitoria".