Mario Conde, de la celda a tomar la comunión con una sonrisa de oreja a oreja

Mario Conde, sonrisa de oreja a oreja al salir de la cárcel

Mario Conde ha abandonado la prisión de Soto del Real para acudir a un evento familiar, concretamente la comunión de su nieto. Se trataba de un permiso especial para disfrutar de esta celebración y que le ha alejado de la cárcel.

Se trata del centro penitenciario en el que ingresaba el pasado mes de abril por repatriar desde Suiza y otros países el dinero del que apropió a finales de los años 80 y comienzos de los 90.

 

Sonriendo sin duda por ser un gran día para el abuelo por ver como su nieto, concretamente el hijo de Alejandra, también implicada en la investigación debido a que coordinaba junto a su padre la trama defraudadora, recibía la primera comunión.

 

Sin embargo, ella se encuentra bajo arresto domiciliario pero también ha podido disfrutar de este sábado tan especial con su hijo de 9 años.

 

Una comunión que ha quedado empañada por los asuntos legales de la familia, prisión de por medio, pero que ha hecho que la familia se reúna tras el respectivo ingreso de Mario Conde en Soto del Real. Acompañado por miembros de la policía, Conde fue llevado hasta el colegio donde se celebraba dicha la comunión.