Mariano Rajoy reúne al Consejo de Ministros para preparar la sucesión al trono

Don Felipe será proclamado Rey por las Cortes en un "plazo muy breve".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, reúne este mediodía a su Consejo de Ministros para aprobar el proyecto de ley que regule la sucesión de Don Juan Carlos al frente de la Corona Española, tal y como exige la Constitución en su artículo 57.

  

Rajoy compareció a las 10.30 horas de ayer para comunicar la intención del Rey de abdicar la Corona en su hijo, el Príncipe Felipe. Y explicó que para ello era necesario aprobar una ley orgánica, trámite que cumplirá esta mañana el Consejo de Ministros, que enviará el proyecto al Congreso de los Diputados para su aprobación.

 

El Consejo, previsto para las 12.00 horas, iniciará los trámites legislativos con la intención de que sean rápidos y Don Felipe sea proclamado Rey por las Cortes en un "plazo muy breve". Tras el paso por el Congreso, el proyecto de ley pasará al Senado y podrá entrar en vigor. En ambas cámaras, se requerirá mayoría absoluta.

  

El proceso puede ser tan rápido como quieran los grupos parlamentarios. De hecho, la última reforma constitucional se resolvió entre finales de agosto y principios de septiembre de 2011 en menos de quince días.

  

El Título II de la Constitución regula en diez artículos la figura del Rey y la institución de la Corona, quién la hereda, cómo funciona una regencia, qué atribuciones tiene el monarca; incluye asuntos pendientes de una regulación por ley, como este de la abdicación, o de reforma constitucional. Es el caso de la prevalencia del varón sobre la mujer en la sucesión en el trono, aspecto sobre el que ya el Gobierno anterior, presidido por José Luis Rodríguez Zapatero, pidió opinión al Consejo de Estado.

  

Fuentes del Gobierno han señalado sin embargo que la norma que se prepara se limitará a regular el proceso de abdicación por el que Don Juan Carlos quiere dejar el trono a su hijo, el Príncipe Felipe, aunque se desconoce el alcance que vaya a tener esa norma puesto que no hay precedentes y se legislará por primera vez el asunto.