Mariano Rajoy no se cierra a reformar la Constitución pero no lo ve una prioridad

Ha afirmado que la Carta Mana "goza de una salud muy buena. Bajo el ordenamiento de la Constitución hemos vivido los españoles durante muchos años y espero que sigamos haciéndolo en el futuro".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este domingo que él no se "cierra" a reformar la Constitución, pero ha señalado que esa modificación del texto fundamental no es la "prioridad" de España. En cualquier caso, y tras asegurar que está dispuesto a "escuchar" a otros partidos, ha insistido en que una reforma debe contar con un "consenso" como el de 1978.

  

A su llegada al acto institucional del Congreso con motivo del 37 aniversario de la Constitución, Rajoy ha afirmado que la Carta Mana "goza de una salud muy buena". "Bajo el ordenamiento de la Constitución hemos vivido los españoles durante muchos años y espero que sigamos haciéndolo en el futuro", ha proclamado.

  

Eso sí, ha admitido que esa norma fundamental se puede reformar como ya se ha hecho en el pasado en dos ocasiones. "Yo no me cierro evidentemente. Si alguien quiere hacer un planteamiento, estoy dispuestos a considerarlo", ha apostillado,

 

LOS TEMAS CLAVE, POR "CONSENSO"

  

A su entender, más que cambiar la Carta Magna, la prioridad de España pasa por crear empleo, consolidar el sistema de pensiones y servicios públicos fundamentales, defender la unidad de la nación y luchar contra el terrorismo.

  

El jefe del Ejecutivo ha asegurado que es "bueno" tener una Constitución "por consenso", acordando "algunas cosas" entre "todos" los partidos, como "lo que sea España", la política exterior y de defensa o cómo se van a financiar las pensiones en los años venideros.

Noticias relacionadas