María Teresa Campos abandona el hospital "muy flojita" aunque arropada por Bigote Arrocet

Teresa Campos abandonó el hospital en compañía de Bigote Arrocet

María Teresa Campos ya se recupera en casa de su reciente operación de vesícula.

Y es que el cólico que sufrió mientras estaba de vacaciones en Málaga, llevó al equipo médico a tomar esta decisión. Tranquila y arropada por su familia, veíamos ingresar a María Teresa en la clínica madrileña.

 

Su pareja, Edmundo Arrocet, no se separaba ni un solo momento de ella, aunque la noche la ha pasado la hija mayor de María Teresa con ella.

 

Visiblemente más delgada y con el rostro más cansado, María Teresa salía de la clínica agarrada del brazo de su pareja. Ente un gran número de fotógrafos, la malagueña ha explicado que ha sido duro pero que "aunque muy flojita" todo ha ido bien ahora lo único que necesita y desea es descansar.