María Belón y Petra Nemcova, dos supervivientes del tsunami aferradas a la vida

Petra Nemcova y María Belón vivieron y sufrieron el tsunami de hace 10 años

Dos mujeres, una psicoterapueta y una modelo, y dos mundos totalmente diferentes que se unieron un fatídico 26 de diciembre de 2004. María Belón y Petra Nemcova hicieron frente a una de las catástrofes más impresionantes de los últimos tiempos: el tsunami que arrasó Tailandia. Hoy, las dos viven para contarlo.

Esta semana la revista '¡Hola!' abre y cierra sus páginas con dos sinceras y emotivas entrevistas a María Belón y Petra Nemcova, que por fin se pudieron conocer en la première de 'Lo Imposible', película dirigida por Jota Bayona y protagonizada por Naomi Watts, que cuenta la historia vivida por María y su familia en tan trágico escenario.

 

En declaraciones a la citada revista, María narra los instantes previos al tsunami, donde pensó que la tierra se iba a abrir bajo sus pies. Cuando la gigantesca ola hizo impacto, María se vio arrastrada y llegó a desear su propia muerte. Hasta que escuchó la voz de su hijo Lucas y la esperanza. "Nunca voy a dejar de llorar. El día que no llore será porque me he muerto" asegura Belón a la revista, y es que, pese al feliz desenlace, María no puede borrar de su mente ni por un instante ese fatídico día.

 

Destrozada físicamente, intentó hacer todo lo que pudo para ayudar a los demás pero, dado su estado, tuvo que recurrir a Lucas para salvar a un niño pequeño, Daniel, convirtiéndose en una pequeña familia hasta que los rescatadores llegaron a ayudarles. Al borde de la muerte María fue capaz de darle una lección a su hijo Lucas y ella lo explica con la mayor tranquilidad del mundo, "Sabía que la muerte me iba a llevar (...) Tenía que decidir lo mejor. Sabía que Lucas iba a tener que ver morir a su mamá. Tenía que hacer de él un valiente que pudiera salir adelante. Tenía que debatirme entre despedirme de él, abrazarlo, quererlo, o ir a buscar a aquel niñito que lloraba".

 

Poco después, llegó el feliz reencuentro. María, su marido Quique y sus tres hijos -Lucas, Tomás y Simón- volvieron a verse. Este final feliz no ha hecho, sin embargo, que se hayan olvidado del horror que, tanto ellos como muchas familias, vivieron en Tailandia. Por eso decidió contar su historia, porque es la de miles de personas y no sólo la suya. "Yo te doy esta historia como excusa. Por un lado, porque hay 230.000 personas que quisieran contarla y no pueden porque están en el fondo del mar (...) Pero, sobre todo, te la doy con la confianza absoluta de que lo que vamos a hacer es mostrar a los espectadores que la vida es esto, que te llevan tsunamis que crees que no puedes superarlos (...) Pero los que estamos vivos sí podemos".

 

Sobre Petra Nemcova sólo tiene buenas palabras, es más, considera que son "hermanas de la ola". El abrazo que se dieron cuando se conocieron fue sincero y selló una conexión entre las dos. Además, María asegura que Petra es una heroína por el trabajo que hace para Happy Hearts, la ONG que fundó, que reconstruye colegios para niños en zonas de catástrofes.

 

La propia Nemcova ha concedido otra entrevista a '¡Hola!', en la que, entre otras cosas, habla de la película 'Lo Imposible'. Nemcova también es una superviviente del tsunami. Su novio, el fotógrafo británico Simon Atlee, murió mientras Petra consiguió trepar a una palmera, donde permaneció ocho horas, lo que le permitió salvar la vida. Confiesa que ver la película de Bayona fue muy duro por el realismo y sinceridad de la misma, pero le inspiró de nuevo para apreciar el regalo de estar viva.

 

También tiene palabras para María, a la que conoció en la première en Los Ángeles. Petra asegura que fue un momento muy emotivo ya que ambas habían estado en el mismo hotel y la misma playa, lo que hizo que las lágrimas llegaran a sus ojos. El 26 de diciembre la vida de Nemcova cambió y desde entonces su mentalidad ha cambiado; la modelo checa derrocha entusiasmo, pasión y felicidad en cada uno de sus gestos y palabras, ha aprendido a valorar lo que de verdad importa.

 

Petra, que sigue con sus compromisos profesionales en el mundo de la moda, fundó la fundación Happy Hearts, proyecto que asegura que le da una inmensa alegría, ya que a través de ella puede ayudar a mejorar las vidas de muchos niños que han vivido dramáticas situaciones como la del tsunami.

 

El 26 de diciembre de 2004 cambió la vida de estas dos mujeres para siempre. El tsunami les hizo sufrir un horror inenarrable pero, con el tiempo, las dos han resurgido con más fuerza y belleza que nunca.