‘Marejada’ en el rival copero de Perfumerías Avenida

La mala racha de resultados y los roces entre jugadoras y técnico han enrarecido el ambiente del Caja Rural-Tintos Toro, rival en la semifinal de Copa de la Reina.

Cuenta atrás para la Copa de la Reina de baloncesto de Zamora y mientras se resuelven cómo quedarán finalmente distribuidas las localidades entre los cuatro equipos participantes, la actualidad de los planteles en liza pasa de la tranquilidad con la que aparentemente se trabaja tanto en Perfumerías Avenida como en Uni Girona, a la semana con cita europea vital para Rivas Ecópolis hasta la ‘marejada’ en la que parece estar inmerso el anfitrión, Caja Rural Tintos de Toro.

 

El rival de Perfumerías Avenida en la semifinal vive días convulsos provocados por una segunda vuelta en la que los resultados no están siendo precisamente bueno. De hecho el Caja Rural suma seis derrotas consecutivas y eso, después de una primera vuelta en la que se le había calificado como el equipo revelación de la Liga, está pasando factura.

 

La prueba evidente de que los resultados están pasando factura es la tensión y desencuentros que existe entre alguna de las jugadoras y el cuerpo técnico y que son ‘vox populi’ en Zamora, sobre todo después de haber salido a la luz  a través de las redes sociales algunos mensajes como el publicado por la jugadora norteamericana Paris Johnson.

 

La pívot, que llegó a Zamora tras el parón navideño en lugar de la inglesa Azania Stewart, publicó estas palabras en su cuenta personal de twitter este pasado lunes: “SEND ME THE FUCK HOME!!! I don’t wanna play for such unprofessional coaches!!! Kicking me outta prac cuz I asked a question!” que bien a ser algo como “Mandamé a mi j….. casa!!! No quiero jugar para entrenadores poco profesionales. Me da una patada en el c… por hacer una pregunta!”.

 

Un roce que no parece ser flor de un día y que viene a enrarecer más el ambiente después de lo sucedido la semana pasada cuando la finlandesa Taru Tuukkanen en su intento por aclarar que no creía que el equipo estuviera pagando un bajón físico señaló en La Opinión de Zamora. “Llevo desde el mes de enero corriendo tres mañanas a la semana por mi cuenta y estoy entrenando a muy buen nivel”.

 

Unas palabras que aseguran que no han gustado entre el cuerpo técnico porque daban a entender que al salir a correr en solitario echaba en falta más trabajo y por eso la jugadora, después de ser titular toda la temporada, se cayó del cinco inicial el pasado viernes ante el Beroil Burgos.

 

Sea como fuere lo que está claro es que las aguas no bajan precisamente tranquilas en casa del anfitrión copero y primer rival de Perfumerías Avenida.