Marcos Márquez ultima detalles con Las Palmas antes de venir

MÁXIMO DOS DÍAS. El jugador tiene que resolver varios aspectos puesto que aun le restaban dos años de contrato. LA UDS, SU OPCIÓN. Pese a los cantos de sirena de otros clubes, él ha dado el sí a la UDS
T. S. H.

Es inminente. La llegada del delantero Marco Márquez a las filas de la Unión Deportiva Salamanca puede ser cuestión de horas o, como mucho, un par de días. El acuerdo entre el punta sevillano y el conjunto salmantino es total para que recale en el equipo blanquinegro para las próximas tres temporadas y lo único que falta es la firma, algo que no se ha podido producir porque aún el futbolista se encuentra negociando la resolución del contrato con Las Palmas.

Se esperaba que ayer mismo la situación hubiera quedado resuelta después de que la semana pasada se alcanzara un acuerdo verbal entre las partes, pero hay algunos aspectos que en la tarde de ayer aún se negociaban y dieron al traste con la esperanza de que fuera en la tarde-noche cuando se pudiera confirmar lo que ya es un secreto a voces: la llegada de Marcos Márquez a la Unión Deportiva Salamanca.

El interés que en las últimas horas otros equipos han mostrado por el jugador, una vez que han comprobado que su intención de salir de Las Palmas y la posibilidad de hacerlo era firma, no parece que vayan a malograr el que será el fichaje estrella de la próxima temporada. A Huesca y Xerez se sumó ayer el interés de clubes como el Cádiz o el Recreativo pero Marcos Márquez está muy convencido de que su futuro pasa por recalar en el Salamanca al que además ha llegado un gran amigo suyo como Miguel.

Aunque a primera hora de la tarde parecía que el acuerdo era inminente, poco después el director deportivo de Las Palmas, Óscar Arias, señalaba que “aun quedan asuntos pendientes con los jugadores con los que no hemos resuelto el contrato”, dando a entender un último intento por cerrar un acuerdo lo más beneficioso posible para el conjunto insular.

A Marcos Márquez le restan dos años de contrato con su club de los últimos años pero las dificultades económicas por las que están pasando han obligado a invitarle a que busque una salida y en ese intento de acuerdo para finiquitar ese acuerdo están ambas partes. La intención de Las Palmas era que el club en el que recalara el jugador se hiciera cargo del pago de parte de una liquidación que podría rondar los 480.000 euros.