Marcos Márquez, autor del gol en Villarreal

 
Catorce de 18 puntos. Así da gusto.

Sí, es para estar contentos pero siempre intentando mantener los pies en la tierra porque queda un mundo por jugar por delante.

¿Están más cómodos fuera?
Depende del partido. En el de Villarreal el equipo intentó e hizo un buen encuentro. Hay que mantener esa línea fuera y en el Helmántico, lo mismo y mirar hacia arriba pensando sólo en la siguiente jornada.

Usted es hombre de ataque, pero ¿qué me dice de la defensa?
Está siendo fundamental. Nuestro trabajo defensivo está siendo inmejorable no sólo de la línea defensiva, que es cierto que están muy sólidos y lo están haciendo fenomenal, sino de todo el equipo. Desde la zona de arriba se trabaja para mantener la portería a cero y luego estamos teniendo pocas ocasiones pero las estamos metiendo. Hay que mantener la portería a cero en esta categoría porque alguna vas a tener seguro.

Su penalti fue como un tiro libre para ganar un partido sin tiempo en el crono. ¿Se quitó una losa de encima?
No, sigo teniendo la misma.Mi lucha es la de trabajar cada día, mejorar, superarme y de luchar por unos colores porque tengo la obligación de hacerlo. La experiencia me dice que los goles, trabajando, llegan.

Lo bueno es que en este equipo han marcado ya varios.

Es que el gol nunca depende de un futbolista. Es un deporte de grupo, salen once y luego otros tres y todos tienen que aportar. Uno marca pero otros muchos hacen un trabajo porque aquí dependemos unos de otros.

¿Cambia la expectativa al verse tan arriba en la clasificación?
Es difícil que no sea así porque te ves arriba y a priori, ni los rivales esperaban vernos ahí. Es complicado pero hay que ser realistas y hacerle ver a los más jóvenes que no hemos hecho nada, que queda un camino y que será más duro que el que llevamos. Ahí que tener esa mentalidad, humildad y seguir con la ilusión que tiene la plantilla porque es ese es su secreto.