Marcha atrás de SYRIZA: Grecia se compromete a pagar sus deudas

El nuevo Gobierno griego se ha comprometido, en su petición al Eurogrupo de una prórroga de seis meses de su rescate, a pagar todas sus deudas y a no adoptar ninguna medida unilateral que pueda poner en riesgo los objetivos fiscales acordados con la UE.

Además, Atenas acepta la supervisión de las tres instituciones que forman la troika (la Comisión, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional), que hasta ahora había rechazado, según un documento al que ha tenido acceso Reuters.


Esta solicitud supone dar marcha atrás a algunas de las posiciones que el Gobierno de SYRIZA había defendido hasta ahora y se acerca a las exigencias que planteaba el Eurogrupo para prorrogar el rescate.

"Las autoridades griegas cumplirán las obligaciones financieras de Grecia hacia todos sus acreedores y hacemos constar nuestra intención de cooperar con nuestros socios para evitar obstáculos técnicos en el contexto del Acuerdo Maestro de Facilidad (Financiera), que reconocemos como vinculante por lo que se refiere a su contenido financiero y de procedimiento", afirma el documento.

El objetivo de la prórroga de seis meses del rescate es, apunta el texto "garantizar, trabajando estrechamente con nuestros socios europeos e internacionales, que cualquier nueva medida esté plenamente financiada y evitar medidas unilaterales que pongan en riesgo los objetivos fiscales, la recuperación económica y la estabilidad financiera".

El documento sugiere así que el nuevo Gobierno de SYRIZA se compromete a congelar de momento cualquier nueva legislación y a aceptar la "supervisión" de la troika. No obstante, en el texto no aparecen los términos "troika" o "rescate".