Marcel Kittel vuelve a reinar sobre Cavendish

El alemán se confirma como el mejor velocista del Tour con su tercer triunfo.

El corredor alemán Marcel Kittel (Argos-Shimano) sumó su tercer triunfo en el Tour del Centenario, tras batir en la duodécima etapa, disputada entre Fougeres y Tours sobre 218 kilómetros, al británico Mark Cavedish (Omega Pharma-Quick Step) y al eslovaco Peter Sagan (Cannondale), segundo y tercero.


Marcel Kittel, con 13 victorias en 2013 y el Tour de Picardía, confirmó que es el mejor velocista de la histórica edición del Tour al volver a derrotar por un milímetro a Mark Cavendish y al omnipresente Sagan en un sprint lastrado por una 'montonera' en los kilómetros finales que apartó a Andre Greipel (Lotto) de la pugna.

La caída de uno de los lanzadores de Greipel provocó el caos en el kilómetro final en un pelotón fraccionado, en el que se podía ver al líder una jornada más, el británico Chris Froome (Sky), en posiciones demasiado avanzadas y a Alberto Contador alerta ante cualquier imprevisto.

Sin Greipel al acecho y con Sagan algo retrasado Cavedish arrancó a por un nuevo triunfo que parecía a su alcance, pero se quedó sin fuerzas en los últimos metros, o quizá Kittel llegó como un ciclón para remontarle en un final de foto-finish mientras el de la Isla de Man rumiaba su impotencia.

Kittel se volvió a colocar la corona de mejor sprinter en una jornada anodina en la que el viento y los abanicos no aparecieron. Tan sólo un cuarteto -Francesco Gavazzi (Astana), Manuele Mori (Lampre), Anthony Delaplace (Sojasun) y el español Juan Antonio Flecha (Vacansoleil)- se aventuró a probar suerte ante un destino casi imposible.

Los cuatro llegaron a alcanzar hasta 9 minutos de ventaja sobre un pelotón que aún digería la nueva exhibición de Tony Martin, y sobre todo, Froome en la crono del Mont Saint Michel, que abrió un hueco muy grande con los otros favoritos, Alejandro Valverde y Alberto Contador, en la general del Tour del siglo.

Después de más de 200 kilómetros de fuga, el combativo Flecha fue la última pieza en caer bajo el manto de un pelotón lanzado, hasta que se formó la montonera, Greipel se quedó atrapado y Kittel volvió a demostrar que hoy su bici corre más que las de Cavendish o Sagan.

Este viernes se disputa la decimotercera etapa, de 173 kilómetros, entre Tours y Saint Amand Montrond, con una sola 'tachuela' de cuarta categoría en el kilómetro 77,5, la Côte de Crotz, un puerto corto (1,2 kilómetros) con un 4 por ciento de desnivel, y la única incógnita de si Cavendish podrá tumbar al rey Kittel.