MarĂ­a Pascual BarĂŠs, primera mujer Abad en La Alberca

TambiĂŠn se celebrĂł el tradicional ofertorio en el atrio de la Iglesia

Ademås, estuvo acompaùada por los mayordomos Ángel Machado padre y Ángel Machado hijo. Como es tradición ya, la procesión del Santísimo transcurrió por las calles de La Alberca bendiciendo al pueblo en los altares colocados en diversos puntos del mismo, comenzando por la plaza decorada con bordados antiguos conventinos y Santos antiguos.

Esta procesiĂłn estaba compuesta por los miembros de la CofradĂ­a y por los niĂąos que celebraron la comuniĂłn la semana pasada. Un aĂąo mĂĄs, los albercanos pulieron sus balcones con colchas bordadas para honrar al SantĂ­simo en su recorrido por las calles.

Una vez concluida la procesiĂłn, se celebrĂł el tradicional ofertorio en el atrio de la iglesia, donde las mujeres y hombres honraron al SantĂ­simo ataviados con los trajes tĂ­picos albercanos, destacando el traje de vistas que luciĂł la abadesa MarĂ­a Pascual BarĂŠs, asĂ­ como familiares de los otros dos mayordomos.